El gobierno argentino señaló que esta medida se toma con la finalidad de “concentrar los esfuerzos” en 16 provincias que registran el 55% de los contagios por coronavirus. 

0 No me gusta0

A través de una conferencia de prensa, el presidente argentino Alberto Fernández anunció que las restricciones de circulación entre las distintas provincias del país se extenderán durante los diez primeros días de noviembre.

Con la finalidad de “concentrar los esfuerzos” en 16 provincias que registran el 55% de los contagios, más la capital Buenos Aires, estarán bajo la modalidad de Aislamiento Social Preventivo y Obligatorio.

Lo anterior, resaltó el presidente, luego de que los contagios diarios concentren ya una media aproximada de 15 mil casos diarios; “el virus está lejos de haber ido”, alertó. Continúan prohibidos los eventos públicos, privados, culturales, sociales, recreativos, religiosos y deportivos.

Asimismo, queda limitado el servicio público de pasajeros a solo trabajadores con puestos en empresas consideradas esenciales. Permanecen cerrados los centros comerciales y culturales, cines, clubes y centros nocturnos, gimnasios y cualquier espacio que implique la concurrencia de personas.

Cabe destacar que la época de vacaciones de verano en el país sudamericano comenzará pasadas las celebraciones navideñas, a lo que Alberto Fernández refirió, es posible que se retomen los viajes turísticos en los siguientes meses, “pero para que exista verano es muy importante que nos cuidemos hoy”.

En contraparte, ocho provincias permanecerán en un nivel de restricciones menos estricto, gracias a que el nivel de saturación en los hospitales se refirió como estable.