El proyecto 'Back to Our Space' está enfocado en el desarrollo de espacios compartidos tras la pandemia provocada por el Covid-19.

0 No me gusta0

A medida que el mundo entra en una fase de ‘nueva normalidad’ e inician las vueltas al trabajo, escuelas y lugares concurridos, Arper diseñó un proyecto enfocado a normas sanitarias establecidas que eviten los contagios por el nuevo Coronavirus.

No cabe duda de que algunos cambios son necesarios, por lo que es importante repensar nuevas opciones que se adapten a las salas de espera, espacios de descanso, salas de reuniones, áreas de trabajo compartido y espacios públicos. El proyecto ‘Back to Our Space’ está basado en modificar las más icónicas colecciones de Arper, configurándolos según sea necesario.

Cabe destacar que las opciones están basadas en que, para la compañía, los entornos compartidos y la proximidad con otros tendrá que cambiar, pero la forma de interactuar con estos espacios seguirá siendo la misma.

Áreas de espera. Con la finalidad de ofrecer comodidad, espacio y seguridad sanitaria mientras se espera en aeropuertos, salas médicas, hoteles, etc. el sofá Kiik puede modificarse para incluir módulos Paravan entre asientos, que permita mantener una distancia adecuada entre cada persona.

Salas de descanso. Utilizando los divisores Paravan Mood se puede aislar a las personas sin sacrificar la interacción social que fomenta un sentido de cultura compartida.

Salas de reuniones. Diseñadas para interacciones más íntimas donde se toman decisiones, se traman los planes y se piensan las ideas, las sillas Cila Go garantizan el espacio personal de cada individuo.

Centros educativos. Para las aulas, Arper seleccionó la silla Stacy, ya que, gracias a su bajo peso, facilidad de movimiento y una tableta que puede usarse como escritorio, garantiza la posibilidad de una reconfiguración rápida dentro de los salones de clase, manteniendo una distancia adecuada entre los alumnos.