El impacto económico en Nuevo León derivado de la crisis sanitaria, consecuencia del Covid-19, ocasionaría una caída anual del PIB de entre -3.8 y 6.7 por ciento.

1 No me gusta1

Se trataría del peor resultado desde 1995 en el que el impacto de los Coronavirus en la entidad podría desembocar en la pérdida de casi 94 mil empleos formales; cuatro veces más que los registrados en 2019.

Este 2020, el impacto económico en Nuevo León derivado de la crisis sanitaria, consecuencia del Covid-19, ocasionaría una caída anual del Producto Interno Bruto (PIB) de entre -3.8 y 6.7 por ciento.

Lo anterior, según un análisis elaborado por la Secretaría de Economía y Trabajo estatal y la Facultad de Economía de la Universidad Autónoma de Nuevo León (UANL), cuyas conclusiones señalaron que, de confirmarse la disminución del PIB estatal de -6.7%, sería equivalente al peor resultado desde 1995 cuando la economía descendió -7.0 por ciento.

Además, el subsecretario de Competitividad de Nuevo León, Roy Luka Lavcevic de la Torre, en entrevista con El Economista, explicó: “Vemos una caída considerable del empleo […] En un periodo de crisis, mucho del empleo formal se traslada al sector informal”. Añadió que estos estragos se darán en todos los sectores, principalmente en la manufactura.

En contraste, es importante mencionar que durante el 2019 el PIB de la entidad creció 1.9% y se generaron 24 mil 701 trabajos asegurados en el IMSS.