A pesar de la severa crisis económica global, y contrario a lo que se podría esperar, hay ciudades en el mundo con riesgo de sufrir burbujas inmobiliarias en sus respectivos mercados residenciales. Cada país presenta diversas políticas de vivienda que modifican sus expectativas en los precios y que pueden variar dramáticamente entre uno y otro.

Se requiere implementar acciones concretas e inmediatas para reactivar la economía, donde participen de forma coordinada el gobierno y la Iniciativa Privada. El sector inmobiliario propone alternativas viables para dinamizar la industria y, a partir de ahí, a la economía en su conjunto.

Tulum, una localidad ubicada en el corazón de la Riviera Maya, en el estado de Quintana Roo, ha sido considerada como una de las mejores ciudades para vivir en México durante el 2020; para ello, hay una oferta importante de proyectos donde predominan las unidades de niveles residencial de alta gama.

Como parte del desarrollo del proyecto del Tren Maya y del potencial impacto que puede tener una estación en el destino, Fonatur tiene como objetivo primordial establecer un programa de reordenamiento que permita continuar con el crecimiento en Tulum y evite un futuro colapso.

Los mayas se asentaron hace 13 mil años en las 92 zonas arqueológicas del municipio; hoy, graves amenazas económicas, ambientales y de infraestructura las tienen acechadas.