Desde hace 75 años, Monterrey y el Tecnológico de Monterrey han construido una historia basada en aventurarse constantemente hacia lo desconocido. El espíritu emprendedor que comparten la ciudad y el Tec debe entenderse como una vocación por ampliar los horizontes y transformar el futuro, lo que ha permitido que la ciudad sea un referente de competitividad en México y otras partes del mundo. 

El hecho que el Tec se haya sumado a esta tarea transformadora, tiene que ver con el rol que deben tomar las universidades. Ya no podemos entenderlas como sitios aislados porque los tiempos de cambio vertiginoso –como éste que nos ha tocado– exigen apostar por el compartir, el encuentro y la interconexión.

Debemos repensar las universidades para que sirvan como detonadoras de la innovación y desarrollo en la sociedad y para que el proceso de aprendizaje no termine nunca y se dé en el espacio cotidiano.

Queremos que Monterrey siga siendo un polo de desarrollo, pero también que desde aquí surjan las respuestas a los grandes retos que enfrentamos en nuestro presente como el cambio climático, la inequidad y la corrupción.

Las ciudades que apuestan por una vocación como la que describimos, son las que han entendido que entre más abiertas e incluyentes sean, más innovadoras se vuelven. Las universidades están llamadas a gestar la semilla de ese cambio de paradigma en el entorno urbano.

 

Real Estate Market, Monterrey, DistritoTec es una iniciativa que une zonas residenciales, comerciales, escuelas, parques y una gran universidad. DistritoTec es una iniciativa que une zonas residenciales, comerciales, escuelas, parques y una gran universidad.

 

Real Estate Market, Monterrey, El nuevo edificio de la Biblioteca consta de 17,300 m² que responde al Modelo Educativo Tec21. El nuevo edificio de la Biblioteca consta de 17,300 m² que responde al Modelo Educativo Tec21.

 

Real Estate Market, Monterrey, Salvador Alva Presidente del Tecnológico de Monterrey Salvador Alva Presidente del Tecnológico de Monterrey

 

En varias partes del mundo las universidades se han convertido en catalizadores del desarrollo y transformación positiva de sus comunidades. Silicon Valley no existiría sin Stanford, Boston sin el Massachusetts Institute of Technology (MIT, por sus siglas en inglés) y Harvard. DistritoTec es una propuesta para lograr esa transformación en nuestra ciudad de origen.

¿Qué pasaría si la mayor parte del talento que viene de todo México y el mundo a estudiar al Tec encontrara espacios para desarrollarse y se quedara aquí en el DistritoTec? ¿Qué pasaría si decidimos reconectarnos para construir una ciudad a la altura del futuro? Ese escenario que sólo podemos imaginar, es algo que ya está ocurriendo en otros países.

Por eso es que es urgente asumir desde las universidades un rol más activo en la sociedad; no podemos conformarnos con lo que ya ha funcionado. Debemos volcar nuestro talento y pensamiento crítico para pensar en formas distintas de transportarnos, de habitar la ciudad, de trabajar y divertirnos.

Pero una tarea de esta magnitud no puede realizarse sólo desde el Tec. Reconocimos, desde el inicio de esta iniciativa, que solo trabajando de la mano de organizaciones, autoridades y vecinos, era posible ofrecer condiciones que permitieran la construcción de un desarrollo justo, equilibrado y sostenible que genere valor para todos.

Convertir a Monterrey en una ciudad compartida, conectada y abierta pudiera parecer un sueño, pero recordemos que hace 75 años, Eugenio Garza Sada soñó y hoy tenemos una de las instituciones de mayor prestigio de este país.

El reto puede parecer abrumador, pero parte de lo que hemos aprendido, en el largo camino andado junto a la ciudad, es que todo reto guarda en sí mismo una oportunidad; la oportunidad de mostrarnos que si actuamos con arrojo, creatividad y corresponsabilidad no hay obstáculo que nos pueda detener.O

 


Texto Salvador Alva

Foto: CORTESÍA TEC DE MONTERREY