Aunque en Guanajuato en la totalidad de las gasolineras se ha establecido una vigilancia constante por medio de videovigilancia y recorridos a pie de los elementos de la Secretaría de Seguridad Ciudadana, para proporcionar un clima de seguridad a aquellos usuarios que acuden a comprar la gasolina en garrafas o en su vehículo, la actividad económica padece una afectación.

Aunque en Guanajuato en la totalidad de las gasolineras se ha establecido una vigilancia constante por medio de videovigilancia y recorridos a pie de los elementos de la Secretaría de Seguridad Ciudadana, para proporcionar un clima de seguridad a aquellos usuarios que acuden a comprar la gasolina en garrafas o en su vehículo, la actividad económica padece una afectación.

"Los hoteles y restaurantes no estuvieron como deberían de haber estado y hoy vemos las calles sin mayor movimiento. Sí se está complicado el tema y esperemos que no se vea reflejado en el suministro de alimentos medicamentos o cosas de ese tipo", señaló el alcalde Alejandro Navarro Saldaña.

Debido al desabasto, en la capital de la entidad se observa una menor afluencia turística y los pocos visitantes que se encontraban en la ciudad externaron su molestia por las dificultades para regresar a sus lugares de origen por el desabasto de combustible para retornar a sus destinos.

Navarro Saldaña señaló que se ha modificado la operatividad por parte de los elementos de la policía preventiva al minimizar el uso de unidades y reforzar los recorridos a pie con el fin de economizar combustible y únicamente hacer uso del necesario para poder responder a casos de urgencia.

Por su parte, concesionarios del transporte público aseguraron que hasta el momento no ha sido afectado el servicio, pero esperan el apoyo de las gasolineras para mantener una reserva destinada a cien vehículos, que utilizan en conjunto alrededor de 15,000 litros al día.

En León, la presidenta de la Asociación Mexicana de Mujeres Empresarias del municipio (Amexme), Leticia Venegas, informó que el desabasto está afectando de distintas maneras a sus socias.

En tanto que en el sector turístico por la falta de información muchos viajeros que partían a sus lugares de origen “este fin de semana” tuvieron que hacer más de cuatro kilómetros de fila para salir de León. Esto es “una experiencia que echó a perder todos los esfuerzos de los prestadores de servicios turísticos durante su estancia; sin dejar a un lado que la psicosis que el desabasto provocó en la ciudadanía hizo que se percibiera inseguridad”, explicó otra afiliada, destaca una nota de El Financiero.