Los recientes anuncios de la calificadora provocan la peor racha de la BMV en tres años.

México tendrá un crecimiento del dos por ciento durante 2019 y hacia 2020, se espera un alcance del 2.3%. Así lo dio a conocer, La  Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), quien considera que el aumento al salario mínimo y los planes del Gobierno de México para reforzar la inversión en infraestructuras y aumentar la producción petrolera podrían contribuir a elevar la demanda interior.

Asimismo, agregó que los incrementos de aranceles, sobre todo en el acero, afectan los costes de las empresas y en los precios, la solidez del mercado laboral y las condiciones financieras favorables siguen favoreciendo los ingresos de los particulares y el gasto.

Cabe destacar que la perspectiva para México coincide con la previsión global que hace la OCDE, que ha corregido a la baja sus previsiones de crecimiento para las principales economías del mundo durante los próximos dos años, en particular en la zona euro y el Reino Unido, donde hace más mella la incertidumbre política, la fuerte ralentización del comercio exterior y el 'brexit'.

De igual forma, la OCDE calcula que el producto interior bruto (PIB) de la zona euro sólo crecerá un 1 por ciento en 2019 (tras el 1.8  por ciento de 2018), lo que significa ocho décimas menos de lo que había anticipado en noviembre.

Con información de Forbes y Expansión