Bjarke Ingels está diseñando en Plan Maestro que demuestre “que una presencia humana sostenible en la Tierra es alcanzable con las tecnologías existentes”.

5 No me gusta1

El fundador de Bjarke Ingels Group (BIG) explica que pensar en la escala de los edificios individuales no es suficiente. Al acercarse a la Tierra como un arquitecto que planifica ‘una’ ciudad, Ingels calcula que incluso una población prevista con 10 mil millones de personas −que es la población estimada para nuestro planeta en 2050− podría disfrutar de una alta calidad de vida si los problemas ambientales se abordaran de manera integral.

Masterplanet dividirá los problemas ambientales en diez secciones bajo dos subtítulos. Cinco sectores contaminantes, transporte, energía, alimentación, industria y gestión de residuos; luego cinco pilares de la vida sostenible: Biodiversidad, agua, contaminación, salud y arquitectura, y urbanismo.

El elemento central de la tesis es la creación de una única red eléctrica para suministrar energía renovable a todos los países, resolviendo así el problema actual de suministro inconsistente. Incluirán también la creación de una red internacional de platas de reciclaje.

Su planteamiento expresa que un enfoque unificado y a nivel mundial es crucial, en el que deberían participar principalmente arquitectos, y no tanto políticos y activistas, toda vez que los primeros poseen habilidades y conocimientos sustentables que permitan elaborar un plan de trabajo completo.

“Cuando estás construyendo una casa, hay algunas cosas que puedes hacer: Agregar algunos paneles solares en el techo, etcétera, pero la mayoría no es muy efectiva. Cada vez que subes a escala, puedes hacer más”.

“Solo un enfoque de planificación maestra demostrará que una presencia humana sostenible en el planeta Tierra es alcanzable con las tecnologías existentes, para así evitar un desastre total”, explicó el arquitecto en una entrevista con la vista Times.

En cuanto a las críticas, Ingels sostuvo que, si bien cualquier proyecto las generará, y en vez de asumir que BIG obtendrá todos los contratos, él y su equipo más bien buscan hacer de Masterplanet una guía, y no un manual de instrucciones: “Una herramienta útil para acumular iniciativas de manera práctica y pragmática […] Y en lugar de quejarnos de por qué nadie lo hace, pensemos y empecemos a hacerlo”.

En cuanto a críticas y en opinión del arquitecto detrás de la película ‘Planet City’, Liam Young, el desarrollar un plan maestro para el planeta entero podría afianzar las desigualdades existentes o, incluso, empeorar el cambio climático.

Su propuesta dentro de la película animada, presenta una visión alternativa: Una única ciudad multicultural y autosuficiente que ocupa solo el 0.02% de la superficie de la Tierra.

Si bien ‘Planet City’ es completamente ficticio, el arquitecto expresó en una entrevista con Dezeen que su cortometraje pretende más bien ser una provocación para desencadenar una discusión sobre la falla de los sistemas existentes.

“Planet City es una ficción con forma de ciudad. No pretende ser una popuesta ejecutable, es una provocación que compromete y celebra el valor de la ficción como producto en sí mismo”.

Por otro lado, Winy Maas, socio fundador de MVRDV ha expresado en diversas ocasiones sobre lo “maravilloso” que sería diseñar nuevos planetas para ayudar a comprender cómo resolver problemas en la Tierra. “Sería muy útil de esa manera fantasear con eso porque refleja lo que deberíamos hacer ahora”.