Estas firmes estructuras enmarcan el sendero de 11 kilómetros en Chemin des Carrières, Francia.

2 No me gusta0

 

Las estructuras que ha construido Reiulf Ramstad Arkitekter en Francia representan una atracción para los turistas de la zona histórica. Su estudio en Oslo es responsable de las estructuras del sendero de Chemin des Carrières, que interactúan con su entorno natural. El sendero mide 11 kilómetros que guían al espectador a través de los pueblos rurales y paisajes de Rosheim, a las afueras de Estrasburgo. El trayecto se abrió originalmente en 1902 por motivos de transporte facilitado pero cerró más tarde, en el 2002.

Reiulf Ramstad Arkitekter modificó las antiguas estaciones del sendero con apoyo del estudio Parenthèse Paysage para crear diseños que se incorporen e interactúen con su localidad. Las estaciones o paradas en el sendero son cinco, cada una contando una historia relacionada a la que le sigue, creando sincronía entre sí. Las estructuras en cada parada constantemente interactúan con el agua presente en el paisaje, dándole vida a las piezas. La primera estación se llama St Nabor, y tiene la intención de dar una nueva perspectiva de los pueblos cercanos, poniendo al espectador en un nivel más alto sobre la estructura, anclada en el costado de la montaña.

La plataforma está formada por segmentos circulares y se encuentra sobre vigas de soporte. Se puede subir a la estructura usando unas escaleras que se encuentran en la base de la montaña. La forma de la estructura está inspirada en un trébol de cuatro hojas y desde aquí se puede apreciar la siguiente estación: Ottrott. Ottrott tiene varias cualidades que la diferencian de la primera estación. Ottrott cuenta con un puente, estructuras de concreto y un área con asientos.

Más adelante, la tercera estación tiene el nombre de Corten, que parece ser una especie de puerta o reja entre el bosque y el paisaje plano, que quedan de lados opuestos del sendero. La cuarta estación es un lugar de descanso, con asientos a la orilla de un río. Por último, la quinta estación es la más alejada de los pueblos; sin embargo, es donde la mayoría de las visitas comienzan su recorrido. Ésta quinta parada tiene paredes cóncavas semicirculares que enmarcan unos asientos con aspecto reflexivo y meditativo. 

El sendero tiene características de laberinto y juega con un perímetro cóncavo y convexo, según el equipo de diseño de Reiulf Ramstad Arkitekter. Las estructuras deciden que es lo que el espectador puede o no apreciar del paisaje. El diseñador noruego ganó una competencia para diseñar las estructuras de Chemin des Carrières, contando con cuatro millones de euros de presupuesto. Su equipo tiene un historial impresionante diseñando instalaciones de paisaje, incluyendo los senderos turísticos de Trollstigen y Havøysund en Noruega. 

 

/Con información de ArchDaily/