Los arrendatarios del Empire State ganen cerca de 30 millones de dólares anuales , con tan solo rentar espacios en el icónico inmueble neoyorquino.

19 No me gusta23

El Empire State uno de los rascacielos más icónicos de Manhattan, Nueva York, se consolida actualmente como un inmueble sustentable.

Este conjunto de oficinas que abrió sus puertas en 1931 cuenta con 102 pisos de altura y un área de construcción de 208 mil 879 m2  y es considerado como el edificio histórico con mayor relevancia en el imaginario de Estados Unido.

El director y CEO de Empire State Realty, Tony Malkin, señaló durante la Conferencia de Sustentabilidad y Desempeño Económico celebrada en Espacio Virreyes, que “hubo algún momento en que nuestros arrendatarios eran pequeños despachos y consultorios dentales. Queríamos cambiar esa historia y darle una nueva vida al Empire State”, por lo que junto a su equipo emprendieron la ardua tarea en 2008 de renovar el edificio y eficientar su arquitectura e ingeniería para adecuarlo a las necesidades que se viven en esta era.

“El plan de renovación del Empire State consistió, no sólo, en cumplir con la regulación en materia de sustentabilidad sino en renovar los interiores y exteriores para atraer a los arrendatarios de la nueva generación. Asimismo, quisimos hacer de la sustentabilidad una característica clave del inmueble”, dijo.

Asimismo, Malkin explicó en su intervención que los pilares claves con los que se construyó el Empire State "sustentable", son: en los rubros de energía, manejo de desechos y uso responsable de recursos naturales. 

En ese mismo orden también detalló que la sustentabilidad es ganancia para los arrendatarios. “Cuando hablamos de sustentabilidad tenemos que hacerlo en unidades que sean medibles en términos económicos y que convenzan a nuestros potenciales clientes de que lo que les estamos ofreciendo reditúa para sus bolsillos”, aseveró Tony Malkin. 

De acuerdo a cifras mostrada por el directivo se estima que para 2019, los arrendatarios del Empire State ganen cerca de 30 millones de dólares anuales , con tan solo rentar espacios en el icónico inmueble neoyorquino.

“Estamos hablando de métricas con las que se cuantifican los retornos de inversión, ROI, del plan de eficiencia energética del inmueble”, puntualizó.