Aunque criticado, es un bastión de su democracia desde el Siglo XVIII y está conformado por todas las entidades de la Unión Americana, cuyo voto estará a prueba.

0 No me gusta0

Durante las últimas cinco elecciones, en Estados Unidos el voto popular no se traduce en elección directa. Ejemplo de ello fueron las elecciones de George W. Bush, cuando venció a Al Gore en 2000 pese a tener cerca de medio millón de papeletas.

También, durante 2016, Donald Trump, triunfó sobre Hillary Clinton, con tres millones de sufragios menos. Ante ello, un factor clave es el Colegio Electoral, en el que 538 delegados elegirán al Presidente, quien debe ser ganar por más de 270 votos.

¿Cómo se conforma?

El Colegio Electoral es un organismo contemplado en la Constitución Americana desde el Siglo XVIII. La distribución de su voto electoral está en Alabama (9), Minnesota (10), Alaska (3), Mississippi (6), Arizona (11), Misuri (10), Arkansas (6), Montana (3), California (55), Nebraska (5), Carolina del Norte (15), Nevada (6), Carolina del Sur (9), New Hampshire (4), Colorado (9), Nueva Jersey (14), Connecticut (7), Nuevo México (5), Delaware (3), Nueva York (29), Dakota del Norte (3), Ohio (18) y Dakota del Sur (3).

Además, Oklahoma (7), Florida (29), Oregón (7), Georgia (16), Pensilvania (20), Hawái (4), Rhode Island (4), Idaho (4), Tennessee (11), Illinois (20), Texas (38), Indiana (11), Utah (6), Iowa (6), Vermont (3), Kansas (6), Virginia (13), Kentucky (8), Virginia Occidental (5), Luisiana (8), Washington (12), Maine (4), Wisconsin (10), Maryland (10), Wyoming (3), Massachusetts (11), Distrito de Columbia (3) y Míchigan (16).

Menos representatividad

Hay estados que tienen un mayor número de votos a través de su consejo, entre los que destacan, California (oeste) aporta el mayor número con 55 que tradicionalmente se inclinan por los demócratas (azules), seguida de Texas (38), Nueva York (29), Florida (29), Illinois (20) y Pensilvania (20).

En contraparte, Wyoming, Alaska y Dakota del Norte, y (Washington DC) representan tres delegados, pero solo Maine y Nebraska dividen sus votos en función de la proporción de votos que cada candidato obtenga.

El número de delegados por estados hace que los candidatos concentren sus esfuerzos en aquellos denominados 'péndulos', 'bisagra' u 'oscilantes', pues según esa denominación pueden moverse hacia uno u otro candidato. California, pese a sus 55 votos y Nueva York con 29, por lo general votan demócrata sin discusión.

Además, si un candidato no obtiene la mayoría de las boletas, sería necesario acudir a la Cámara de Representantes del Congreso, la que representa la mayor diversidad del electorado, que votará por el nuevo gobernante. Aunque el sistema de Colegio Electoral ha sido criticado, para el contexto del siglo XVIII, representó un respiro a la democracia.