Un estudio reveló que esta tendencia se explica por su deseo de independizarse, formar una familia y habitar zonas cercanas a sus centros de trabajo.

1 No me gusta0

Una idea que se maneja comúnmente es que las personas que pertenecen a la generación millennial es muy despreocupada sobre su futuro y generalmente no buscan tener una casa propia; sin embargo, un análisis del área hipotecaria de Scotiabank indica lo contario.

Afirman que poco más del 50% de sus clientes nacieron entre 1980 y 1999, lo que prueba que la aspiración a tener una casa propia no es exclusiva de las generaciones X y Baby Boomer, sino también de los denominados millennial.

Agregaron que la Comisión Nacional de Vivienda reportó en 2018 que, del total de créditos hipotecarios en el país, más de la tercera parte fueron otorgados a personas de esa generación, lo que a su vez concuerda con datos del Estudio Global Nielsen sobre los Estilos de Vida Generacionales, donde se estima que tener una casa es prioridad para casi una cuarta parte de éstos. A través de un comunicado, el banco señaló que esta tendencia se explica por su deseo de independizarse, formar una familia y habitar zonas cercanas a sus centros de trabajo.

Al respecto, Paulina Prieto, VP de Crédito Hipotecario y Automotriz del banco señaló que “no es casualidad que nuestros clientes hipotecarios sean los más jóvenes de la banca en México. Creemos que con frecuencia se juzga a los millennials como una generación despreocupada por su futuro, que no desea asentarse de manera permanente en un lugar, pero nosotros sabemos que también ven una casa propia como una necesidad para su desarrollo y por eso hacemos que la decisión de comprar, construir o remodelar una casa se vuelva una gran experiencia”.

Las necesidades de vivienda de esta generación cambian de acuerdo con la región del país; en las grandes ciudades como CDMX, Guadalajara y Monterrey, prevalece la demanda de departamentos, mientras que, en otras, la oferta de casa sola incrementa su proporción.