El primer espacio de trabajo compartido en la CDMX, enfocado a las madres, contempla una inversión de 12 millones de pesos; buscan acrecentar sus espacios operativos.

Co-Madre, el primer coworking en la Ciudad de México enfocado a madres prevé invertir 12 millones de pesos este año, para el desarrollo de un segundo piso de oficinas privadas en el espacio que ya tiene abierto.

Este proyecto se inaugurado a finales de agosto de 2018 con la finalidad de ser un lugar donde las mujeres se puedan desarrollar profesional y personalmente, de acuerdo con El Financiero.
Actualmente la firma se cuenta con un coworking, cuya extensión alcanza los 600 metros cuadrados, con 20 oficinas privadas, seis salas de juntas, dos cuartos de terapia, ludoteca, biblioteca; además de contar con una pedagoga, un salón de belleza y restaurante saludable.

“Aparte de este segundo piso, queremos abrir Santa Fe y zona Centro de la Ciudad de México”, detalló Tabachnik, fundadora y directora general de la firma. Co-Madre planea abrir dos coworking más en 2020, los cuales sumarían 2 mil m2 al portafolio. Se estima que éstas entrarían en operación a principios de 2020.