Después de un serio análisis de diversos casos, es necesario cambiar nuestra mentalidad y la manera de hacer las cosas en el sector.

8 No me gusta3

Ahora que nos encontramos viviendo momentos tan inciertos en el mundo, principalmente en México, causados en primer lugar por un contexto político poco favorable debido a incertidumbre que han generado para la economía nacional, y en segundo lugar, por la pandemia que a su paso deja más desempleo, resulta fundamental para el mercado inmobiliario entender a nuestros perfiles (target) de clientes - siempre hay más de dos o tres por cada proyecto-, por lo que es indispensable reajustar los procesos que hacíamos en el pasado.

Resulta urgente invertir en medios, plataformas especializadas, redes  sociales. Actualmente, invertir inteligentemente, analizar bien en dónde y cómo se comunica resulta mucho más importante que querer cambiar nuestros productos o tipologías.

Después de horas de análisis con diversos casos, puedo afirmar que cambiar nuestra mentalidad y la manera de hacer las cosas es necesario.

Sí, es cierto que hay factores muy importantes que han hecho que las ventas de la Industria residencial de todos los segmentos se haya visto afectada, pero puedo afirmar que el 60% de la disminución en ventas  se debe a factores políticos, económicos y de salud y otro 40% recae en acciones que hacemos o dejamos de hacer dentro de nuestras empresas.

Es una realidad que existe una demanda muy importante a la cual debemos de saber hablar y transmitir nuestras bondades para tener su preferencia al adquirir una casa o departamento.

Al igual que todos, considero que el 2020 nos dejó con muchos escenarios que hicieron que nos diéramos cuenta que no tenemos todo bajo control y que el Covid nos tomó por sorpresa; también sabemos que no será la última epidemia o momento difícil que nos tocará enfrentar por factores externos.

Con tanto aprendizaje considero que podemos ponernos en práctica el 2021 y hacia el futuro, con la mente abierta y dispuestos a adaptarnos a cambios constantes.

 

 * La autora es consultora  en estrategias comerciales del sector inmobiliario.