La perspectiva de crecimiento se revisó constantemente a la alza durante el primer trimestre, pero no se recupera los perdido en 2020.

2 No me gusta0

El repunte que está teniendo la demanda externa y el avance del proceso de vacunación son los elementos fundamentales que apoyan una mejoría para el desempeño económico de México en 2021, y que lo podrían ubicar con un crecimiento de entre 4.5 y 5.0 por ciento.

La visión 2021 de crecimiento para el Producto Interno Bruto (PIB) de México ha mejorado sensiblemente durante el primer trimestre, tanto entre organismos internacionales, organismos públicos locales como entre analistas del sector privado.

Las dos principales encuestas entre analistas del sector privado han mejorado el promedio (mediana) de sus pronósticos. Por una parte, la encuesta mensual entre analistas que elabora el Banco de México (Banxico), pasó de un escenario de 3.74% en la que publicó el primer día hábil de febrero a 4.53% en la que dio a conocer el pasado cinco de abril.

Por su parte, la Encuesta Citibanamex de Expectativas, que realiza quincenalmente, evolucionó de 3.5% en la publicada el 20 de enero de este año a 4.6% el pasado seis de abril. En este último caso, se conoce que hay un rango entre un mínimo de 3.8% en el que coinciden Monex, Multiva y Bancoppel, y un máximo de 5.8% que pronostica JP Morgan.

Por lo que respecta a los organismo internacionales, el Fondo Monetario Internacional  (FMI) incrementó de 4.3 a 5.0% su perspectiva de crecimiento para México en 2021. Hace un par de días el FMI advirtió que la revisión a la alza para el PIB de este año incorporó “el impacto positivo de la demanda externa, guiado por el mejor desempeño de Estados Unidos así como el efecto económico de tener aseguradas “suficientes vacunas para cubrir a la población”.

En su informe trimestral de inflación que presentó en marzo, el Banxico señaló que prevé un crecimiento económico de 4.8% para el año en curso, con un margen mínimo de entre 2.8% y un máximo de 6.7 por ciento.

Finalmente, el ejecutivo presentó a través de los Pre Criterios Generales de Política Económica un escenario de crecimiento de 5.3%, siendo optimista respecto a los promedios de las encuestas.

De cualquier manera, en ninguna caso el repunte económico de 2021 logrará recuperar el nivel del PIB previo, toda vez que el año pasado la economía se desplomó 8.2 por ciento.