La tasa de interés que cobra la banca en sus créditos hipotecarios ha experimentado una moderada corrección a la baja entre abril y septiembre del año en curso, al pasar de un máximo de 11.02% a 10.78% promedio, respectivamente, de acuerdo con información de los agregados monetarios del Banco de México (Banxico).

Los 24 puntos base que ha bajado el promedio del crédito a la vivienda por parte de la banca en el periodo señalado, representa poco más de una cuarta parte del repunte que tuvo respecto al mínimo de 10.12% promedio de octubre de 2015 al máximo promedio de 11.02% en abril de 2017.

El nivel de septiembre regresó a un parámetro idéntico que se tuvo en enero de este mismo año.

Además de la menor volatilidad financiera, la gran competencia de la banca propició primero que el costo del crédito hipotecario dejara de subir y se corrigiera la tendencia. No se prevé que en el corto plazo la corrección sea de mayor magnitud.

Al igual que en meses reportes previos, el nivel más bajo que reporta el banco central para septiembre fue de una tasa de 9.15%, en tanto el máximo se sostiene en 14.49 por ciento.