El titular de la Comisión de Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef), Mario Di Constanzo señaló que podrían perderse cerca de 1.4millones de hipotecas de mexicanos en Estados Unidos por las deportaciones que está realizando ese país.

Durante la celebración de la XXII Asamblea General Ordinaria de Socios de la Caja de Ahorro de los Telefonistas, realizada en el local del Sindicato de Telefonistas, el titular de la dependencia destacó también que alrededor de 5 millones de mexicanos tienen cuentas bancarias en ese país y que su preocupación consiste en qué pasará con sus propiedades y cuentas bancarias si se les deporta y cómo se les apoyará para que desde Estados Unidos abran cuentas bancarias en México.

Por lo anterior, propuso crear una banca social que apoye a los connacionales ante esa coyuntura ya que son 11 millones de mexicanos de primera generación que radican allá y 24 millones de segunda generación, lo que genera un importante flujo económico.

Ejemplificó el caso de Chicago, donde existe la Milla Magnífica, una calle donde se encuentran los mejores comercios del mundo, que compite con la Quinta Avenida de Nueva York, en tanto que el barrio de los mexicanos, conocido como “La Villita”, es considerado por el alcalde como económicamente más relevante que La Milla.

Aseguró que ante esa falta de acceso a la banca, el esquema de las cajas de ahorro podría ser una solución para enviar las remesas a México.