Está diseñado para minimizar la pérdida de energía y con un principio de desperdicio cero, bajo un esquema que incluye un sistema rotativo que mueve el edificio para generar electricidad.

1 No me gusta0

Siguiendo su propuesta de rascacielos sinuosos en Nueva York, el estudio de diseño arquitectónico Hayri Atak (HAADS) ha compartido su visión sobre un hotel flotante y giratorio con 152 habitaciones en Qatar.

Tanto la forma arquitectónica, como el funcionamiento, están inspirados en el mar y, en particular, en un vórtice.

Si bien el muelle de acceso, con tres diferentes entradas, permanece estático, la firma imagina que el hotel gire lentamente, completando un círculo completo en 24 con una corriente continua.

El sistema giratorio utiliza posicionamiento dinámico, es decir, un sistema controlado por computadora para mantener de manera automática la posición de un barco.

En cuanto al equilibrio ecológico, HAADS integra un sistema de producción de energía verde llamado ‘VAWTAU’, aerogenerador de eje vertical.

En un plano vertical funciona como una turbina eólica, mientras que en el plano horizontal hace las veces de paraguas. Es así como, además de generar energía verde, incorpora también la captación de agua de lluvia.

El techo, inspirado en un vórtice recoge el agua de lluvia, la cual puede ser tratada y utilizada para riego. Se obtendrá agua limpia a través de la depuración del agua de mar y se tratarán aguas residuales para no dañar el medio ambiente.

Los huéspedes pueden acceder al lugar en automóvil, barco o a través de helicóptero hasta un helipuerto ubicado en el muelle.

Serán recibidos en un vestíbulo de más de 700 metros cuadrados; de ahí se alojarán en cualquiera de las 152 habitaciones, cada una con balcón, ofreciéndoles diferentes perspectivas a medida que el hotel gire.

HAADS señaló que se ofrecerán otras amenidades, como piscinas cubiertas y al aire libre, spas, saunas, gimnasio y campo de minigolf. En cuando a la fecha de finalización, se espera esté completo en 2025.