La renovación incluirá cafés, estudios, talleres y aulas para impartir lecciones gratuitas dedicadas a los jóvenes albaneses.

6 No me gusta0

El estudio de arquitectura holandés MVRDV ha comenzado a trabajar en la reconversión de la Pirámide de Tirana que data de 1980, ubicada, como su nombre lo menciona, en Tirana, Albania.

Construida como un museo dedicado al exlíder comunista Enver Hoxha, la pirámide abrió sus puertas por primera vez en 1988, cerrando sus puertas tres años después del colapso del comunismo en el país. Años después, se utilizó como base temporal de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN). Con el paso del tiempo, pasó a ser un lienzo para grafitis y lugar de socialización.

Winy Maas, socio fundador de MVRDV, señaló: “Es sorprendente e interesante ver cómo el país luchó con el futuro del edificio, que por un lado es un capítulo controvertido en la historia del país, y por otro lado, ya ha sido parcialmente reclamado por los residentes de Tirana”.

MVRDV quitará la estructura de hormigón con una plaza creada junto a aulas apiladas con clima controlado dentro del edificio. Se accederá a ésta a través de numerosos pasillos en la planta baja; pasillos que siempre permanecerán abiertos para invitar al público a participar en los distintos programas que se ofrecerán.

La fachada inclinada y el techo de la pirámide se revestirán con escalones construidos con agregado de las tejas originales que cubrían la fachada. También se construirán varios salones de clases cerrados adicionales en la parte más alta.

Se conservará una de las vigas originales del techo inclinado, para que pueda seguir siendo utilizado a modo de tobogán por los visitantes. “La parte más desafiante es crear una nueva relación entre el edificio y sus alrededores”, sostuvo Maas.

Será la institución educativa sin fines de lucro, TUMO Tirana, la que administrará la pirámide tras su renovación y ofrecerá diversos programas educativos extracurriculares gratuitos a jóvenes de entre 12 y 18 años.

Vale la pena mencionar que MVRDV también está construyendo el edificio más alto de Albania  en la ciudad, que tendrá una fachada pixelada cuando esté terminado.