Los desarrolladores RXR Realty y TF Cornerstone adquirieron el sitio en 2019 y el edificio existente se demolerá en 2022.

3 No me gusta0

La firma de arquitectura Skidmore, Owings and Merril (SOM) reveló los planes para la construcción de una torre súper alta en el sitio del antiguo hotel Grand Hyatt New York, adquirido por Donald Trump en 1980.

Denominado 175 Park Avenue, el edificio, que se levantará bajo un esquema de uso mixto, tendrá una altura de 500 metros y albergará oficinas, locales comerciales y 500 habitaciones de hotel.

Su fachada incluirá vidrio y acero y buscará rectificar el hacinamiento en el pavimento, mediante la implementación de un camino despejado entre 175 Park Avenue y la cercana Gran Central Teminal, mediante la utilización de piedra y simetría visual. De esta forma, se conectará la edificación a una nueva sala de tránsito y un pasaje mejorado a nivel de la calle y fácil acceso al metro por la Calle 42.

Sobre este último punto, el gran hotel de Trump se ubica directamente sobre las líneas de metro 4/5/6 de la estación de metro Grand Central-42nd Street; por esta razón, SOM pretende utilizar el proceso de demolición y reconstrucción y mejorar también el diseño del subterráneo en colaboración con la Autoridad Metropolitana del Transporte (MTA, por sus siglas en inglés).

El nuevo rascacielos abrirá sus puertas en 2030.

Vale la pena mencionar que el edificio adquirido por el expresidente de Estados Unidos fue originalmente construido en 1919 bajo el nombre de Commodore Hotel.

Una vez adquirido por Trump, en la década de los 80, incluyó la renovación del recinto, siendo su primer gran proyecto de construcción en Nueva York.

Demuelen Trump Plaza Hotel and Casino an Atlantic City

En aproximadamente veinte minutos, la torre que el expresidente y empresario Donald Trump erigió como una de las joyas de su imperio hotelero se desmoronó.

Si bien el Casino Trump Plaza no pertenecía a Trump desde 2016, supo ser la joya de la corona que cobijó por varias décadas a músicos, actores y toda clase de famosos.

El evento fue presenciado por varias personas que pagaron por ver la demolición del famoso edificio. Ésta se llevó a cabo, según el jefe de bomberos de la ciudad, Scott Evans, a través de cargas explosivas en lugares estratégicas de la estructura más baja, logrando que el peso lo hiciera caer sobre su base de manera vertical.