El 2020 ya ha sido antes considerado como el peor año para la industria de la aviación debido al impacto de la pandemia del nuevo Coronavirus y, por mucho, el periodo con la mayor disminución en cuanto a demanda de viajes.

1 No me gusta0

La Asociación del Transporte Aéreo Internacional (IATA, por sus siglas en inglés) describió el año pasado, en su último informe de resultados, como “una catástrofe”. Alexandre de Juniac, director general del organismo señaló: “La recuperación que hubo durante la temporada de verano del hemisferio norte se estancó en otoño, y la situación empeoró dramáticamente durante la temporada de vacaciones de fin de año”; lo anterior, debido a las restricciones de viaje, que fueron más severas tras las nuevas variantes del Covid-19.

Al respecto, lamentó que el mundo “está más bloqueado hoy que prácticamente en cualquier momento de los últimos 12 meses”.

Según los datos de la IATA, el pronóstico para 2021 prevé una mejora del 50.4% en la demanda de 2020 que llevaría a la industria al 50.6% de los niveles de 2019. Si bien al día de hoy la previsión no se ha modificado, el riesgo de modificaciones está latente y, en tal caso, “la mejora de la demanda podría limitarse a solo un 13% sobre los niveles de 2020, dejando a la industria en el 38% de los niveles de 2019”.

Asimismo, en enero de este año, ha habido una disminución considerable del 70% respecto a las reservas para viajes futuros, en comparación con el mismo periodo de 2020.

 

Con información de Reuters y Hosteltur.