Durante el primer trimestre de 2021 se incrementó en 61% la absorción de espacios en relación al último trimestre de 2020.

2 No me gusta0

Durante los tres primeros meses del año en curso la absorción de espacios industriales en la Zona Metropolitana del Valle de México alcanzó 95,000 metros cuadrados contra los 59,000 metros cuadrados que se registraron en el trimestre final de 2020.

Información de la firma de corretaje Newmark señaló que la actividad del mercado despuntó al inicio del año, producto de la incorporación de naves industriales en construcción al inventario existente.

Vianey Macías, analista de la división de Investigación de mercados de la firma, señaló que la localización de los sub-corredores industriales de la Zona Metropolitana del Valle de México es una de las más privilegiadas debido a su ubicación central, conectividad e infraestructura.

Agregó que “el sector industrial se ha vuelto uno de los más atractivos en la actualidad, debido a las estrategias que los arrendatarios han desarrollado para eficientar los procesos en las cadenas de suministro. Los sectores de manufactura, logística y distribución fueron los de mayor movimiento en el primer trimestre del año y los corredores de Tepotzotlán, Tlalnepantla y Tultitlán demostraron mayor actividad”.

En contraste, se reportó que la construcción de nuevos espacios industriales disminuyó en comparación el 4T20, al presentar casi 863,000 metros cuadrados.

Al respecto, Giovanni D´Agostino, presidente en México y director regional para América Latina de Newmark indicó que “a pesar de que se observa una ligera disminución en la construcción respecto al trimestre anterior, la edificación de naves industriales se ha reactivado en este primer trimestre del año en los  principales mercados del país para llegar en la actualidad a una cifra superior a dos millones de metros cuadrados. El mercado de la Zona Metropolitana del Valle de México concentra el 47% de este indicador a nivel nacional, por lo que la tendencia de los parques proyectados es muy alta. Ello refleja que algunos submercados – tal es el caso de Tultitlán – presenten absorciones negativas al incorporar naves existentes a su inventario y se vislumbra que los parques actualmente en planeación, se consoliden en el año 2022”.