Para el segundo semestre de este año comenzaría la instalación, que llevará hasta ocho meses, y en junio del 2022 entraría en operaciones.

2 No me gusta0

Con una inversión de 400.74 millones de pesos (mdp) el gobierno de la Ciudad de México en colaboración con diferentes dependencias y expertos, instalará paneles fotovoltaicos en el techo de la Central de Abastos (Ceda), con la cual 440,000 usuarios tendrán energía, entre comerciantes y habitantes cercanos.

Entre los beneficios de este proyecto están un ahorro de 73.5 mdp en luz al año y la disminución de 13,852 toneladas de CO2 al año, equivalentes a lo absorbido por 890 mil árboles de la especie pinus ayacahuite durante 25 años de operación de la central fotovoltaica.

Fadlala Akabani, titular de la Secretaría de Desarrollo Económico (Sedeco), dijo que del monto, 321.3 mdp serán para la infraestructura, 32.8 para el acompañamiento de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), 2.94 para los estudios y permisos, mientras que 38 mdp irán al refuerzo eléctrico de las instalaciones.

Aclaró que el origen de los recursos será el Fondo de Transición y Sustentabilidad Energética (Fotease) de la Secretaría de Energía (Sener); por lo que el gobierno local dispondrá de los recursos federales, pero será la CFE quien haga la licitación y adjudicación respectiva. El costo de operación de la planta será de 1.5% de los gastos de capital anual.

La planta podría generar hasta 250 megawatts, pero será la CFE quien haga el balance correspondiente. Y se espera que para el segundo semestre de este año comience la instalación de este proyecto, el cual llevará de siete a ocho meses su implementación, y en junio del 2022 entraría en operaciones.

El funcionario calificó a  esta central como la más grande dentro de una ciudad en el mundo, en una videoconferencia, ya que el proyecto consiste en la instalación de paneles fotovoltaicos en un área de 320 mil metros cuadrados, lo que representa 32 techos de las naves de la Ceda.