El puerto de Chancay tendrá muelles, canales de ingreso marítimos, áreas de almacenamiento para contenedores de carga a granel y rodante.

4 No me gusta1

Con la construcción de tres megaobras de ingeniería, el gobierno de Perú pretende ampliar la capacidad portuaria, dinamizar la economía y convertir al país en la principal puerta de conexión comercial entre Asia y Sudamérica.

Se trata del Puerto Multipropósito Chancay, en Lima, y las terminales concesionados de Salaverry, en La Libertad, y el Muelle sur del Callao, en el Callao, para lo cual se invertirán 1.500 millones de dólares (mdd).

La obra en Chancay beneficiará a los ciudadanos de Huaral, y se calcula que en la etapa de construcción se generarán 1,500 empleos directos y 7,500 indirectos.

De acuerdo con la Autoridad Portuaria Nacional de Perú, esta obra recibiría buques portacontenedores triple E con capacidad de 18,000 contenedores, provenientes directamente de Asia. Tendrá muelles, espigones, canales de ingreso marítimos, áreas de almacenamiento para contenedores de carga a granel y rodante.

La dependencia informó que dentro de los propósitos de la construcción está convertir a Chancay en un hub regional que ayude a redistribuir la carga de entradas y salidas comerciales de Colombia, Chile y Ecuador, además de ayudar a descongestionar el acceso del Callao.

Si bien, Buenaventura, en Colombia, era el principal puerto de conexión del mediterráneo y Asia con el sur del planeta, ha perdido presencia comercial pues las capacidades logísticas son reducidas frente a las de los nuevos puertos de los países vecinos.

Aunque el panorama es complejo para los intercambios comerciales de los países de la región con la llegada del Puerto Chancay, expertos del Instituto Económico de Perú, afirmaron que esta nueva infraestructura no será una competencia regional.

Esto, porque la distribución de cargas portuarias entre los países de la Alianza del Pacifico (AP) significa  un desarrollo generalizado de la región que apunta a la creación de un bloque de competencia, según publicó LA REPÚBLICA.