La Alta Dirección en México considera que otro reto es asegurar la confianza de los inversionistas para apuntalar el crecimiento económico.

4 No me gusta0

Ante el surgimiento de una nueva realidad, el 67% de la Alta Dirección (AD) en México considera que el reto principal que enfrentará el país en este 2021 es asegurar la confianza de los inversionistas para apuntalar el crecimiento económico.

En términos de salud y talento, el 69% de la AD considera que el riesgo que representa la mayor amenaza para su organización es garantizar el bienestar físico y mental de los colaboradores, según las Perspectivas de la Alta Dirección en México 2021. Emerger ante la nueva realidad, de KPMG.

Por otro lado, ocho de cada diez líderes empresariales (81%) señalan que no regresarán a las estrategias de negocio previas a la pandemia, aun si la vacuna contra el COVID-19 fuera lanzada en el primer semestre del año en curso.

La encuesta también indica que la adopción de nuevas tecnologías se ha acelerado durante la pandemia, de acuerdo con nueve de cada diez encuestados (87%), quienes consideran este factor como fundamental para lograr la transformación digital de las organizaciones.

Celin Zorrilla, socio líder de clientes y mercado de KPMG en México y Centroamérica, dice que la AD en México tiene expectativas de crecimiento reservadas para las empresas en el 2021, y que la contingencia sanitaria ha sido un detonante para que las organizaciones inicien una transformación radical de los modelos de negocio.

“Ante este panorama disruptivo, es fundamental que la Alta Dirección mantenga su enfoque en la captación y gestión del mejor talento, así como en el aprovechamiento de tecnologías innovadoras para el desarrollo de nuevos productos o servicios y así impulsar el crecimiento de las compañías en esta nueva etapa”.

Otros resulta resultados del estudio incluyen que dos retos más en México para este año son minimizar los daños permanentes en el empleo y la planta productiva (55%) y garantizar la liquidez y el financiamiento de las empresas (46%).

Ante la pregunta de cómo se comportarán las ventas en cada sector en 2021, en comparación con el 2019, es decir, antes de la pandemia, un 53% menciona que serán menores, mientras que un 32% refiere que serán superiores y un 15% prevé que sean iguales.

En cuanto a sectores en específico, los que prevén mayores pérdidas en 2021 son hotelería y turismo; outsourcing; y medios de comunicación. En contraste, los que esperan tener ingresos mayores o iguales a los de 2019 son salud; electrónicos y software; y consumo y retail.

Del porcentaje de encuestados que redujeron o suspendieron sus inversiones, un 32% aún no ha definido en qué año podría regresar a los planes de inversión que tenía antes de la pandemia; un 36% proyecta que será en 2022 cuando recupere el ritmo de inversión; y un 18% espera que esto ocurra hasta el 2023.

Finalmente, ante la pregunta de cuál debería ser la prioridad del paquete económico 2021, un 55% señala que proponer incentivos fiscales para las empresas; un 26% afirma que debería ser atender el tema de seguridad y combatir la corrupción.