El diseño está inspirado en la fusión de diferentes elementos, en una unión que crea, al mismo tiempo, grandes cantidades de energía.

El proyecto Parque de la independencia busca revalorizar las instalaciones y consolidar el valor patrimonial del área ubicada en Bahía Blanca.

El diseño ganador fue seleccionado de entre otros que incluyeron propuestas de Bjarke Ingels Group (BIG) y Kengo Kuma & Associates.

Según las tendencias más recientes, la migración de millennials a los centros urbanos en Estados Unidos continúa. La reutilización arquitectónica de edificios y la preservación de inmuebles históricos se vuelven esenciales en la creación de experiencias para atraer clientes e inquilinos comerciales.