En esta novedosa tienda, el cliente configurará el vehículo de su interés, e incluso solicitará el financiamiento de manera digital, a diferencia del presencial, que era el tradicional.

2 No me gusta0

La multinacional automotriz Ford dio un nuevo paso hacia la digitalización con el lanzamiento de una tienda digital, Digital Store, donde el cliente configurará vehículos e incluso solicitará un financiamiento; para autentificar la identidad de las personas, el sitio utiliza biométricos.

La firma indicó que gracias a la tecnología de biométricos, la Digital Store es la primera en México en romper la barrera legal que impedía a los clientes pagar un vehículo o recibir la aprobación de un crédito de forma digital.

Los concesionarios no implementaron la digitalización durante años porque "solo hay un pequeño porcentaje del mercado que quiere comprar su automóvil completamente en línea y recibirlo", dijo Lucien Pinto, director de ventas y mercadotecnia de Ford en México, a Expansión.

Por su parte, Jorge Fernández Gallardo, CEO para Latinoamérica de Ecomsur, comentó que el retraso en implementar una tienda en línea es en parte por el precio, así como porque los consumidores aún quieren verificar que el modelo y versión que ya eligieron se conduce y opera como ellos esperan.

Pero Miguel Fonseca, experto en Automoción y Transformación Digital de Capgemini, opinó que el brote inevitablemente acelerará la adopción más amplia de servicios que permiten a los clientes mantenerse alejados de las salas de exhibición.

Capgemini hizo un estudio sobre el comportamiento de compra de los consumidores, antes y después de la pandemia, y encontró que a mediados del 2020, un 46% de los encuestados usaba los medio digitales para informarse previo a adquirir un vehículo, a enero fue un 49 por ciento.

Grupo Autofin, por ejemplo, diseñó una aplicación que, echando mano de la realidad aumentada, permitía a los clientes recorrer el concesionario, configurar el vehículo y apartarlo. Ahora, con muchos países entrando a una tercera ola de contagios, los concesionarios y fabricantes tratan de ponerse al día en las ventas online.

La compra de los vehículos sin necesidad de ir a un piso de venta es algo que continuará, indicó Pinto, a medida que los clientes busquen una experiencia más fluida y que ahorre tiempo.

El negocio para los concesionarios en el futuro será cada vez menos la utilidad que obtienen por cada vehículo vendido. Muchos de los distribuidores son dueños de los terrenos en donde están los pisos de venta, la mayoría en espacios comerciales de alta plusvalía, como las avenidas más transitadas del país.