Autoridades de ese país solicitaron orden en la campaña y hacerlo de manera escalonada; más del 30% de los docentes tendrían algún tipo de riesgo.

0 No me gusta0

Más de 91  profesores en la comunidad de Leganés, en Madrid, no dieron clases el lunes, debido a que se sintieron mal debido a los efectos secundarios “normales” por la aplicación de la vacuna AstraZeneca, entre los cuales destacaron fiebre y malestar general, así lo dio a conocer la Federación de Asociaciones de Padres y Madres de Alumnos (FAPA).

El Gobierno local informó que van  24,176 profesores que han recibido la primera dosis de la vacuna, aunque no especificaron en qué centros se dieron los otros casos.

La FAPA argumenta que podrían ser más los afectados, ya que se vacunó a miles de educadores en “Torrejón de Ardoz, Coslada, Fuenlabrada, Getafe, San Fernando de Henares y parte de la capital (España)”.

Ante el fenómeno, autoridades escolares de España han solicitado al Gobierno regional “una adecuada gestión y planificación de las vacunas” y que se realice “de forma escalonada” para evitar las bajas prematuras.

Además de lo anterior, pidieron “coordinación con los equipos directivos”, para pedir a las carteras de Educación y Sanidad que aclaren “qué va a pasar con los mayores de 55 años y con los que tienen enfermedades no compatibles con la vacuna, que serían un tercio de todos los docentes”.

Según el diario El País, “los directores (de escuelas) se han encontrado con faltas y sin poder tomar medidas extraordinarias. A los alumnos no se los puede juntar por el Covid-19 y la (dirección de) Inspección no deja regresarlos a casa”, criticó  Isabel Galvín, responsable de Educación de CC OO Madrid, alta funcionaria educativa en esa zona.