Arquitectura globalizada

Los lectores de arquitectura y campos  relacionados buscamos en las revistas lo que se está haciendo en otros lados del mundo, conocer las nuevas tecnologías, los nuevos materiales, los nuevos productos aplicados de manera práctica y real, sobre todo, cuando vemos los mobiliarios en espacios contextualizados. Buscamos las nuevas tendencias para sorprendernos con las nuevas propuestas especiales de los colegas internacionales para estar al día como cualquier otro profesionista en su campo.

Si partimos y estamos de acuerdo que en el tema de interiorismo el lujo hace referencia a aquellos bienes, mobiliarios, objetos, obras de arte y demás temas relacionados, que exceden lo necesario para vivir, coincidimos que cuando se habla de lujo, se hace referencia a algo limitado, al que la mayoría de las personas no pueden acceder.

 

 

El lujo se vincula con un estilo de vida que implica exclusividad, estatus, y mientras más único se vuelve más especial; normalmente tiene que ver con los productos y marcas de alto rango y con características poco habituales. No hay duda, el lujo contemporáneo es totalmente emocional.

Hoy no es como en el pasado. La gente es muy exigente y está muy informada por todos los medios, busca productos de diseño con mejor calidad y orientados a conceptos más actuales, y sabe perfectamente qué hay en el mercado, qué viene y cuánto valen las cosas.

 

 

 

Los proveedores de todo lo relacionado con interiorismo, están cada vez más obligados a luchar por mercados que antes tenían amarrados; sin embargo, hoy día hay un exceso en la oferta de productos, muebles, accesorios y materiales de todas las nacionalidades y procedencias, que tienen el reto de presentar un estilo de vida exclusivo que se exprese a través de los diseños inusuales, novedosos, sofisticados con materiales de alta calidad y mano de obra cada vez más excepcional.

El negocio del interiorismo de lujo se ha vuelto más amplio. Como nicho de mercado ha tenido recientemente años de crecimiento y esplendor sin igual en su historia; la tendencia es clara, en el futuro el que ofrezca más opciones, tomará el liderazgo. La base de consumidores de lujo para todo lo relacionado con los bienes raíces Premium tiende a ser más amplia y más exigente, es totalmente aspiracional y abierta a todas las tendencias globales.

 

 

 

En temas de diseño la tendencia va hacia lo atemporal, no a los temas de moda pasajeros, porque la gente no está dispuesta a invertir en productos caros que pasan de temporada; busca, como ya lo dijimos, productos para muchos años con alta calidad y además tiene una necesidad creciente de productos diferenciados con respecto al lujo clásico.

Así, hemos visto en los últimos años que las marcas clásicas que nunca habían tenido que ver con el diseño en interiores, están expandiendo sus productos a estos segmentos aunque sus bases vengan del diseño de moda, ropa, joyería o automovilismo. 

Entre otras tenemos a Armani, Bentley, Hermes, Baccarat, Aston Martin y muchas más.

 

 

 

Han tenido mucho éxito, ya que la gente las relaciona con productos de alta gama que siempre respaldan la calidad y su nombre, no importando que normalmente son marcas que se dedican a otros temas normalmente.

Con esto nos damos cuenta que realmente nos importa mucho a todos los consumidores que los productos, además de tener buen diseño, estén muy bien hechos con una manufactura impecable utilizando los mejores materiales posibles.

 

*El autor es fundador del Grupo Arquitectura


Texto:Daniel Álvarez

Foto: Real Estate Market & Lifestyle