“Cinco años son solo un buen principio, pero lo mejor está por venir, lo mejor está en nuestro futuro”.

Hace cinco años lanzamos el Fideicomiso de Infraestructura y Bienes Raíces en México con varios objetivos en mente: el primero de ellos fue mejorar nuestro sector, abriendo la posibilidad de recibir inversiones de los mejores y mayores fondos del mundo, que anterior a la salida pública de Fibra Uno (FUNO), habían visto inhibidas sus posibilidades de invertir en este gran país, en nuestro sector, por la falta de una estructura que se cruzara a través de la Bolsa Mexicana de Valores. Ahora, en nuestro quinto aniversario me llena de orgullo decirles que hemos crecido incluso por encima de las proyecciones previas a nuestra salida.

 

 

FUNO ha crecido más de 13 veces su área bruta rentable y actualmente cuenta con un portafolio de 510 propiedades que totalizan 7.1 millones de m² y tiene presencia en casi todos los estados de la República.

Los certificados de FUNO han proporcionado un rendimiento de más de 136% considerando las distribuciones trimestrales, lo que representa casi un 20% de rendimiento anual compuesto.

Para lograr este crecimiento, FUNO ha realizado cuatro ofertas de capital y cuatro ofertas de deuda con lo que ha levantado más de 105,000 millones de pesos (mdp), mismos que han sido invertidos de forma tal que han generado valor a nuestros inversionistas a través de nuestro exitoso modelo de negocios.

Somos una compañía innovadora, FUNO ha sido la primera en todo: la primera en hacer su Oferta Pública Inicial y sus ofertas subsecuentes; primera Fibra en incursionar en los mercados públicos de deuda en el mercado local y en el mercado extranjero; primera Fibra en lanzar un vehículo de desarrollo; y primera Fibra en obtener una línea de crédito bimoneda entre otras cosas.

También la primera en crear un fondo para desarrollo con capital privado y el patrocinio y management profesional de FUNO, esa es tal vez la mejor noticia desde nuestra colocación.

El lanzamiento a mediados de 2015 de Helios, nuestro vehículo de desarrollo, en el formato de CKD, que junto con los inversionistas institucionales mexicanos nos permitirá llevar a cabo desarrollos de gran escala y de larga gestación, con lo que aumentaremos aún más el potencial de creación de valor y rentabilidad y nos permite acceder a proyectos de gran envergadura que harán más moderno y sofisticado el parque inmobiliario del país.

Cabe mencionar que en este vehículo también participan directamente las familias fundadoras del fideicomiso como muestra de confianza en el país y en el modelo de negocios.

 

Ceremonia de timbrazo en la BMV por el quinto aniversario de FUNO. Ceremonia de timbrazo en la BMV por el quinto aniversario de FUNO.

 

También hemos aprobado la Fundación FUNO, que ya ha reunido recursos del fideicomiso y del management de FUNO y que en un futuro cercano utilizará estos recursos para beneficiar a las comunidades menos privilegiadas en donde el fideicomiso tenga presencia.

FUNO es hoy una empresa de clase mundial, tenemos el mejor portafolio de propiedades de México, contamos con activos de gran calidad y las mejores ubicaciones, tenemos al mejor equipo de ejecutivos de México, me enorgullece conjuntar al que sin duda es el mejor grupo de profesionales del ramo que colaboran en una misma empresa a un mismo tiempo.

Contamos también con una extensa base de inversionistas locales y extranjeros, estos inversionistas los —big boys— son los más conocedores y sofisticados del mundo por lo que hemos logrado conjuntar también un grupo de consejeros independientes que con su experiencia y conocimientos nos han permitido establecer un gobierno corporativo de clase mundial, adecuado al nivel de nuestros inversionistas que privilegia siempre la transparencia en todas nuestras actividades.

Todo esto nos motiva a seguir con más fuerza rompiendo paradigmas y estableciendo objetivos cada vez más altos.

De cara hacia el futuro, estoy decidido a seguir invirtiendo en México, mis perspectivas del país son muy positivas y estoy convencido de que existen grandes oportunidades de crecimiento en el sector inmobiliario, dentro de un entorno económico favorable con un sistema financiero sólido y fundamentales estables, todo esto constituye una plataforma ideal de crecimiento y rentabilidad, donde las reformas aprobadas ya están cambiando al país y representan una gran oportunidad para nuestro negocio.

México va por el camino correcto y FUNO camina en la misma dirección.

En estos cinco años hemos tenido logros que son muestra de nuestro modelo exitoso de negocios y de la capacidad de nuestro equipo, cuya experiencia y enfoque 100% inmobiliario constituyen el mayor valor agregado de la compañía.

FUNO se ha convertido en líder inmobiliario en México y una compañía a seguir en el mundo, marcando el paso y abriendo brecha en la institucionalización para otras Fibras, fortaleciendo el sector inmobiliario en nuestro país.

Continuaremos creciendo, creando valor siendo la solución inmobiliaria para nuestros inquilinos y la mejor opción de inversión para nuestros inversionistas.

México requiere de empresas que generen empleos, valor agregado a sus inversionistas y que realicen obras de talla mundial, que traigan desarrollo sustentable y que beneficien a las comunidades donde participan. FUNO seguirá desarrollando propiedades que generen empleos, que agreguen valor a la comunidad y a sus accionistas y que contribuya a la modernización de nuestro sector y nuestro país.

Quiero agradecer a todos quienes con su trabajo y esfuerzo han hecho posible esta historia. A mi equipo directivo, a nuestros asesores, a las autoridades financieras del país, a los analistas del sector, a nuestros banqueros, a nuestros inversionistas y a nuestros amigos.

 

Gonzalo Robina y José-Oriol Bosch en conferencia de prensa. Gonzalo Robina y José-Oriol Bosch en conferencia de prensa.

 


Texto:André El-Mann

Foto: FACAX