Rocío Alavez - 27 Septiembre 2021

Solo en febrero se registraron 15 millones de estos ataques y en los primeros ocho meses de este año los datos son iguales que el total visto en el 2020.

La evolución de Yucatán se puede observar desde la visión de una empresa constructora, porque la especialización permite ver diversas oportunidades y, a la vez, los retos que se enfrentan en materia de infraestructura, servicios urbanos e incluso desde el punto de vista de la edificación.

0 No me gusta0

Real Estate Market & Lifestyle,Real Estate,Mérida,Yucatán,Construcción estratégica,Alejandra Ancona, Alejandra Ancona, Directora general de Proser Grupo Constructor Alejandra Ancona, Directora general de Proser Grupo Constructor

Si consideramos en primera instancia los temas de infraestructura, desde mi punto de vista, hay una gran oportunidad en cuanto a economía a través del tema de carga, en el puerto de altura de Progreso. Aunque hay buenas expectativas con el tema del Tren Maya, considero que el boom vendrá a través del puerto en el flujo de mercancías.

Se está trabajando muy fuerte en la ampliación de éste, creo que allá es donde está nuestra puerta más grande en el tema de movimiento de materiales. Será más económico moverlos de Progreso hacia Mérida y la zona metropolitana, por la cercanía, que traerlo del centro del país.

El Tren Maya seguramente propiciará el flujo de personas, turistas e incluso de carga, pero la parte fuerte de esto último se dará a través del puerto.

La realidad es que no hay muchos otros proyectos en cuanto a infraestructura, por lo que somos afortunados de que el proyecto del Tren Maya esté acá, porque desde el punto de vista de la construcción de obras de ingeniería, hay trabajo en la zona actualmente por esta obra ferroviaria, pero no hay muchos otros proyectos.

Sobre el impacto que podría tener en materia de turismo para Yucatán, es factible que estimule un mayor flujo de visitantes de Quintana Roo, de Cancún y Riviera Maya, pero no necesariamente hasta Mérida, probablemente hasta Valladolid y de regreso, que es la zona más cercana que hoy se mueve mucho a través de tour operadores.

¿En que ayudará al sector de la construcción? La respuesta es que ya empezaron a anunciar diversos proyectos de inversión en la zona de Valladolid, en temas de infraestructura hotelera y turística, urbanización y demás, eso es bueno, cualquier crecimiento en una zona lleva consigo mayor dinámica económica.

 

Energía, el gran reto

En materia de infraestructura vial, puedo decir con mucho orgullo que tenemos las mejores carreteras del país. En Yucatán no son de cuota y están perfectamente bien cuidadas, amplias, bien hechas.

Pero el reto más grande está en la parte de energía, en la parte de gas natural. Para que el crecimiento económico no sea nada más turístico, necesitamos acompañarlo de un desarrollo fuerte en la industria, pero ésta requiere de energía.

Hay proyectos muy interesantes, algunos en temas de parques industriales, para ello tenemos la tierra, agua, seguridad; tenemos a través del tren y de la ampliación del puerto la conectividad para poder recibir, sacar y procesar la materia prima como producto terminado, pero necesitamos la parte de energía, ese es el puntito que está faltando.

En tema de energías renovables, hay por lo menos 12 proyectos entre energía solar y energía eólica, pero por el tema de la pandemia están pausados.

 

Edificación, un motor de crecimiento

La edificación de vivienda ha sido un buen motor para el sector construcción local. El tema de vivienda vertical es novedad para los yucatecos y está teniendo buena aceptación.

Sin embargo, hay proyectos bien hechos, pero también otros faltos de calidad. Hay proyectos que traen toda una planeación detrás, un buen desarrollo urbano, que ayudan a densificar y eficientar el uso de los servicios que ya existen.

El poder reaprovechar algunas zonas que se encuentran más hacia el  centro de la ciudad, creo que es lo que ha estado dando pie a esa edificación vertical.

Dicho proceso ha colaborado a revivir el centro de la ciudad y revitalizarlo a través de la parte comercial, pero también de la de vivienda. Otra tendencia que se observa son los proyectos de uso mixto.

 

Espacios industriales, lo que viene

En mi opinión, el siguiente paso —que ya se está empezando a dar— son los parques industriales lotificados, urbanizados, con usos mixtos incluidos dentro del parque. Es un proceso que arranca este 2021 y, considero, tendrá un crecimiento fuerte en los próximos cinco años.

Actualmente, hay al menos tres proyectos grandes de parques logísticos que tienen todo el esquema urbano de zonas de naves en renta, otro segmento donde van a hacerlas a medida (BTS) y una más donde incluso van a tener vivienda y servicios comerciales.

 

Planeación urbana

Para finalizar, deseo destacar que debemos seguir cuidando el tema de planeación urbana, creo que es muy importante trabajar en la parte de los servicios: Hace ya muchos años se fundó el Plan Estratégico de Mérida, y en aquel primer Comité donde participó mi papá, se planteó que Mérida crecería en los próximos años sí o sí y cómo hacerlo bien.

Es importante que se pueda llevar a cabo esa planeación en conjunto, entre todos, donde se conjugue la participación de la Iniciativa Privada, gobierno y ciudadanía.

Si logramos encadenar esos eslabones en todas las áreas, podremos generar un crecimiento ordenado, organizado y con el que todos nos sintamos satisfechos.


Texto Alejandra Ancona

Foto: mario ramírez