La industria de la construcción enfrenta diversos retos para retomar un ritmo de crecimiento más sólido; uno de ellos son los costos de los insumos del sector, que en los últimos tres años han generado fuertes presiones.

 

Real Estate Market &Lifestyle,Real Estate,Perspectivas 2019,Precios de insumos, retos de la construcción, El acero y aluminio tuvieron un alza de entre 3 y 4% en aranceles. El acero y aluminio tuvieron un alza de entre 3 y 4% en aranceles.

 

 

Las perspectivas para 2019 no han cambiado mucho hasta el momento, ya que persiste un escenario de alza elevada. Sin embargo, de retirarse los aranceles al acero y al aluminio que impuso Estados Unidos el año pasado, y los precios de los energéticos no sufren presiones adicionales se puede observar una corrección a la tendencia.

De acuerdo con el análisis del Centro de Estudios Económicos del Sector de la Construcción (CEESCO) “el incremento de los precios en los materiales de la construcción fue un factor que limitó el desempeño de la actividad productiva de la industria de la construcción durante el  año pasado, al encarecer y retrasar el calendario de conclusión de diversas obras, anclando a la industria a un crecimiento de entre el 1 y 2% en 2018”.

Cifras del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) indicaron que en 2018, el incremento en el Índice General de Precios para la Construcción (medidas por los precios productor), repuntaron 10.28%, lo que significó el incremento más alto para todo un año de la última década, el cual por primera vez presentó un aumento de doble dígito.

Por tercer año consecutivo, su ajuste se ubicó por encima del promedio de los precios productor de la economía. Tan solo en 2018, el Índice General de Precios al Productor avanzó 4.65%, es decir, los costos de los insumos del sector repuntaron poco más del doble del promedio general en el mismo periodo.

En el análisis del CEESCO se indicó que “el nivel general de precios para la industria de la construcción registró en 2018 su marca más alta de los últimos 10 años, al alcanzar un crecimiento anual de 10.3%, el cual fue impulsado principalmente por el encarecimiento de los materiales de la construcción que registraron en promedio un incremento superior al 11 por ciento”.

Asimismo, se afirmó que durante el año pasado, los aranceles impuestos al acero y aluminio se incrementaron entre 3 y 4% en el Índice General de Precios para la Industria para la Construcción, esto debido a que los materiales de acero son el principal insumo utilizado en la obras de construcción (varilla, alambre, alambrón, tubos, perfiles, mallas de acero y clavos, entre otros), los cuales representan entre el 12% al 18% en promedio, (dependiendo del subsector) utilizados en una obra.

Otros productos que impulsaron el crecimiento del Índice fueron los insumos derivados del petróleo: el asfalto (68%), varilla (29%), alambre y alambrón (27%), castillos armados (21%), la gasolina (19%) y el diésel (19%), que presionaron al alza los costos de los constructores.

Para este año se prevé que la Secretaría de Economía insista con sus pares de Estados Unidos para que se cancelen los aranceles al acero y el aluminio, dado los acuerdos que se lograron en el nuevo tratado comercial T-MEC. Los analistas del CEESCO prevén que en caso de no tener éxito en la petición ante el gobierno estadounidense de cancelar dichos aranceles, “las presiones a los precios de la construcción continuarán durante 2019”.

 

 

Real Estate Market &Lifestyle,Real Estate,Perspectivas 2019,Precios de insumos, retos de la construcción, El alquiler de maquinaria y equipo avanzó 3.43% en 2018. El alquiler de maquinaria y equipo avanzó 3.43% en 2018.

 

También consideran que de prolongarse en tiempo la problemática del abastecimiento de combustibles, no solo afectaría negativamente el desempeño de la industria de la construcción, sino de toda la actividad económica nacional en su conjunto.

“En las actuales circunstancias, esperamos un escenario en el que el nivel general de precios para la construcción se ubique en un rango de entre 8 a 9% en 2019”, afirmó el CEESCO.

De cara al presente año, la desaceleración económica que se prevé respecto al ciclo anual anterior, podría propiciar una menor demanda de productos; asimismo, el impacto retrasado en la gasolina de menores precios internacionales y las recientes ganancias del peso, podrían contribuir a restarle un poco de presión en los precios de los insumos de la construcción.

 

PERSPECTIVAS DE CRECIMIENTO DE LA CONSTRUCCIÓN

  • El CEESCO proyecta un crecimiento de la industria de la construcción de 2.0 a 2.5% durante 2019
  • BBVA Reserach pronostica que el sector construcción crecerá 0.6% durante el presente año, iniciando con un retroceso anual de -1.9% en el primer trimestre, un avance marginal de 0.3% en el segundo, y mostrando un reacción más positiva en la segunda mitad del año para crecer 1.3 y 2.7% anual en el tercero y cuarto trimestre, respectivamente.

 

Asfaltos, al alza

El índice general de precios para la construcción (10.28%) incluye los precios de los materiales de la construcción, que en todo el año pasado repuntaron 11.32%; las remuneraciones de los trabajadores, con un avance de 5.27%; y el alquiler de maquinaria y equipo que avanzó 3.43% en 2018.

En los materiales de la construcción se registró en 2018, la tasa de crecimiento más alta desde 2009. En particular, los productos como asfaltos encabezaron el crecimiento con 68%; la varilla incrementó en 29% sus precios; el alambre y alambrón hicieron lo propio en 27%, mientras que los castillos armados aumentaron 21%. Estos fueron los principales insumos que presionaron el índice hacia arriba.

 

Moderada, construcción residencial

A diferencia de lo que sucede con el Índice General de Precios para la Construcción, los costos de la construcción residencial mostraron en 2018 una moderación en su ritmo de crecimiento respecto a los años previos.

Al respecto, el INEGI informó que el Índice del Costo de la Construcción Residencial (vivienda) creció a una tasa anual de 7.73%, ligeramente por debajo del 7.91% de 2017, y mucho menos al 10% de 2016. Sin embargo, también se mantuvieron por encima de los precios promedio al productor (4.65%).

Este resultado estuvo determinado por el incremento de 8.28% en los materiales de construcción, además de los ya conocidos ajustes en los precios del alquiler de maquinaria y la mano de obra.  

 

 


Texto Jesús Arias

Foto: © Khunaspix ,Dreamstime / wallhere