Los dirigentes del IPN y Fonatur firmaron un Convenio General de colaboración para trabajar conjuntamente en el Tren Maya, el cual permitirá impulsar proyectos en conjunto e incluir aportaciones de académicos, científicos y técnicos de esta casa de estudios al proyecto.

Las cuatro líneas de este proyecto costarán 600 millones dólares; planean construcción de 18 meses por ruta.

La Auditoría Superior de la Federación (ASF) detectó anomalías en obras y proyectos de la administración pasada.

La Secretaría de Comunicaciones y Transportes dejó, para este año, centenas de desarrollos sin fondear; algunos están en riesgo de quedar inconclusos.