Después de los estragos que sufrió Soriana Taxqueña por uno de los sismos del mes pasado, Grupo Gigante visualizó una oportunidad de construir una central de transferencia de transporte en dicho predio, informó Ángel Losada, presidente y director general de Grupo Gigante durante su participación en el evento Retail Day, organizado por Deloitte y GS1 México.

El megadesarrollo —pensado como “algo de la naturaleza de Miyana”— contempla la construcción de una terminal de autobuses, un paradero, un hotel, un centro comercial, así como edificios de oficinas y departamentos en la superficie de 110,000 metros cuadrados.

La firma se encuentra en negociaciones junto con Gicsa y el empresario Roberto Alcántara, presidente de Grupo Lamsa, sobre el desarrollo.

Por su parte, Grupo Lamsa anunció a inicios de octubre la ejecución de una inversión por 300 millones de dólares en la remodelación de la Central Intermodal de Taxqueña, proyecto al cual Grupo Gigante buscará hacer un centro comercial que conecte con la central.