Torre Manacar | Pulso Inmobiliario

Durante 2017 los corredores corporativos en la Avenida Insurgentes y Periférico han vivido un proceso de crecimiento, al ofrecer mayor accesibilidad inmobiliaria, ya que concentran más oferta nueva que Santa Fe y Polanco.

Con la apertura del centro comercial Torre Manacar, proyecto de usos mixtos que contó con una inversión de 100 millones de dólares, el sur de la CDMX continúa con un alza en su vigor inmobiliario.

Al proyecto se suman desarrollos como Patio Tlalpan Plaza Copilco, Gran Terraza Coapa, Patio Revolución, la ambiciosa “Antara del Sur”, Las Antenas, ZKC Copilco, varias torres corporativas en la calle de Carracci, y Torre Revolución; además del Campus Biometrópolis en el Pedregal.

Además, en unos días se inaugurará el Desnivel Mixcoac–Insurgentes, que se suma a la ampliación de la Línea 5 del Metrobús que conectará Río de los Remedios a la Glorieta de los Vaqueritos, en Xochimilco.

Los atractivos del sur de la CDMX involucran infraestructura pública, accesos, transporte público y vivienda, escuelas, hospitales, centros de entretenimiento y una dinámica poblacional que la ubican como una zona atractiva y con potencial de desarrollo.

Por ejemplo, con datos de Lamudi, durante el primer semestre de 2017 se colocó la renta de un departamento en Coyoacán en 12,000 pesos; en Xochimilco la renta promedio fue de 11,800 pesos, mientras que en Tlalpan se ubicó en 14,000 y Benito Juárez en 16,000.

En cuanto al precio de departamentos, el más accesible lo tiene Xochimilco con 1,300,000 pesos, mientras que resto de las delegaciones superaron la barrera de los 3 millones, con Tlalpan con el precio más elevado: 3,900,000 pesos.

El portal informó que al cierre del primer semestre, la renta de una oficina las delegaciones Coyoacán y Benito Juárez tenían un costo de entre 35,000 y 54,000 pesos al mes.