Las principales irregularidades que tienen los inmuebles en la Ciudad de México son que no cuentan con escritura; que se compra un bien a una persona que no es propietaria; tener un intestado; pagar una hipoteca y no liberarla y comprar una propiedad con reserva de dominio y no terminar de pagarla, entre otras.

“Hablamos de 50% (de los inmuebles irregulares) de la ciudad de México. Esto, a través de cinco encuestas bianuales que ha hecho el Colegio de Notarios con 12,000 personas. Es una muestra muy representativa. Por primera vez el INEGI el año pasado hizo esa encuesta a nivel nacional y determinó que era por lo menos 35%, eso a nivel nacional. Pero creo que una media de 42% es bastante viable”, aclaró en entrevista exclusiva con Real Estate Market & Lifestyle Guillermo Escamilla Narváez, Notario 243 de la Ciudad de México.

Hay que ver por qué se dio cada una de ellas. Cuando se compra algún inmueble, se utiliza el presupuesto para pagar el precio, y no se reserva lo necesario para pagar el cobro de los impuestos asociados con la escritura, destacó el también Presidente de la Comisión de Comunicación del Colegio de Notarios en la capital.

Al preguntársele sobre alguna propuesta de los notarios para abatir ese porcentaje, destacó que solo se destina para algunos trámites de propiedades nuevas. “Hay un subsidio que es una ayuda para escriturar propiedades regulares o nuevas, pero todas las rezagadas no son fuente de subsidio porque no hay condiciones para otorgar. Se han hecho propuestas al Infonavit, Fovissste, Gobierno Federal y Gobierno de la Ciudad en ese sentido. Sin embargo, tienen que confluir varios factores y se tienen que poner de acuerdo”.

Jornadas notariales: abatimiento de irregularidad

Mencionó que para abatir el rezago en la materia, las jornadas notariales que se iniciaron hace 18 años por un acuerdo entre la Asamblea Legislativa y el Colegio de Notarios se han podido reducir, y que cuando el gobierno local se sumó se lograron obtener beneficios fiscales. “¿Cuánto se ha ido abatiendo? Las encuestas nos dicen que desde entonces casi se duplican las propiedades regulares, pasando del 30% al 50% en términos de regularización”.

Invitó a la ciudadanía a evitar comprar con irregularidad y ejemplificó el caso como cuando se adquiere un auto: “Así como somos cuidadosos cuando compramos un coche y verificamos que no esté robado, verificamos que esté pagada la tenencia, etcétera, hagamos lo mismo con nuestras propiedades. Si lo compras con tenencias atrasadas te llevas mucho más tiempo”.

Dijo que tan solo durante 2016, según números del gobierno de la ciudad de México, se atendieron a más de 100,000 personas en las jornadas notariales y se espera que para este año se repita la cifra de escrituras entregadas y destacó la importancia de las contribuciones inmobiliarias para los ingresos de la Ciudad.

“Dentro de la Ley de Ingresos, quitando el financiamiento, contratación de deuda, y las aportaciones federales, del restante, casi el 25% de los ingresos de la ciudad provienen del pago del impuesto predial, del impuesto sobre adquisición de bienes inmuebles, derechos de pago al Registro Público de la Propiedad del Archivo General de Notarias, y derechos por servicio de agua. Eso suma 28,000 millones de pesos. Ese ingreso es más alto que de algunas entidades de la república”, destacó.