En Puebla, el auge del sector inmobiliario en el Producto Interno Bruto (PIB) de la entidad, tiene una correlación con la contracción en la industria automotriz por la competencia de Volkswagen con otras marcas y a una mayor oportunidad de empleo y mejor seguridad que ofrece el estado, coincidieron académicos.

La venta y renta de viviendas, departamentos y edificios de oficinas representan, en base a información de la Secretaría de Economía (SE) local, 16.3% del PIB, en tanto que la fabricación de maquinaria y equipo como automóviles alcanza 9.6% de la aportación total a la economía local.

Según Anselmo Chávez Capó, catedrático investigador de la Facultad de Administración Financiera y Bursátil de la Universidad Popular Autónoma del estado de Puebla (Upaep), lo anterior es por el mejor entorno de vida que ofrece Puebla en comparación con otras entidades.

Señaló además que el turismo, la gastronomía y el comercio están creando nuevos empleos y oferta de ocio, que se traducen en el incremento de la demanda de vivienda y de edificios para empresas, que impulsa a la entidad para migrar al sector terciario.

La industria automotriz ha tenido un declive desde 2012 debido a la creciente competencia con empresas asiáticas y al escándalo de emisiones contaminantes revelado en septiembre de 2015 para la automotriz alemana, destacó por su parte Huberto Juárez Núñez, investigador de la Facultad de Economía de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (BUAP), que le hizo perder una tasa de entre 7 y 8% anual, aunado a que Estados Unidos es el principal comprador de los vehículos fabricados en la planta estatal.

En tanto que La llegada de Audi al municipio poblano de San José Chiapa detonó la creación de empleo y mayor demanda de vivienda, en el sector popular dijo en su oportunidad Luz del Carmen Díaz Peña, catedrática del departamento de Finanzas y Negocios Internacionales del Tec de Monterrey campus Puebla.