La Comisión Nacional de Hidrocarburos (CNH), que actúa como regulador, aprobó que el 31 de enero de 2018 se lleve a cabo la cuarta licitación de contratos para la explotación de hidrocarburos de la Ronda 2 en aguas profundas del Golfo de México.

Con ello, la CNH dio luz verde a las bases de la licitación de los contratos de licencia con vigencia de 35 años con dos prórrogas, una de 10 años y otra de 5, respectivamente, donde México ofrecerá 30 áreas diseminadas en el Cinturón Plegado Perdido, Cordilleras Mexicanas, Cuenca Salina, y en la Plataforma de Yucatán.

Durante la convocatoria, el titular de la Secretaría de Energía (Sener), Pedro Joaquín Coldwell, señaló que si sólo se adjudicarán siete de los 30 contratos, se ejercerían inversiones por 31,500 millones de dólares, con 4,500 millones de dólares por cada área contractual.

La Ronda 2.4 atraerá inversiones para un área de 70,866 kilómetros cuadrados y recursos prospectivos de 4,228 millones de barriles, que equivalen a la mitad de las reservas probadas de México, detalló un despacho de Notimex y Reuters.

El esquema está dirigido a empresas con experiencia en aguas profundas y extra profundas.