La construcción de obras de ingeniería civil acumuló con el periodo enero-marzo de 2017 cinco trimestres en recesión, de acuerdo con información del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).

Desde octubre de 2015 las obras de ingeniería civil iniciaron un nivel de producción negativo que se ha extendido hasta marzo de 2017. En este periodo, en 15 de los 18 meses reportados han presentado tasas de crecimiento negativas; la excepción fue el periodo enero-marzo de 2016 cuando se observó un marginal crecimiento.

En particular, de abril de 2016 a marzo de 2017, el índice de producción presenta tasas negativas de crecimiento ininterrumpidas, donde los recortes al gasto público han sido determinantes para este desempeño.

No se prevé de corto plazo un cambio importante en esta tendencia.

Tan sólo en marzo de 2017, que es el más reciente reporte, la obra civil reportó una caída a un ritmo anual de 9%, a pesar de que en ese mes hubo más días laborables que en el mismo periodo del año previo; en febrero la contracción fue a tasa anual de 15 por ciento.