El impacto adverso sobre la economía del país de los sismos y huracanes que golpearon al país será transitorio, por ello el crecimiento de la economía de 2017 será de entre 2.1 y 2.2%; para 2018 será muy simila, afirmó Carlos Serrano, economista en jefe de BBVA Bancomer.

Durante la presentación del Informe Situación México, el especialista señaló que no modificaron el pronóstico de crecimiento para este año y el próximo. Si bien las negociaciones del TLCAN se han complicado desde la última ronda, el escenario base es que no habrá una disrupción en la relación comercial entre México y Estados Unidos, debido a que el libre comercio ha impactado positivamente a ambas economías.

Señaló que la economía tuvo una contracción en el tercer trimestre del año (cifra preliminar) con respecto al trimestre anterior, anualizada, de -0.8%. “Este desempeño se explica por una menor dinámica en el consumo, que a su vez obedece al aumento transitorio en la inflación, y por la caída en la producción petrolera y de la construcción. Aunada a esta desaceleración, se dio un impacto negativo debido a los huracanes y a los sismos de septiembre”.

Para el último trimestre del año anticipan un rebote impulsado en buena medida por la recuperación del comercio y el inicio de los trabajos de reconstrucción.

Sobre 2018 hay dos factores de riesgo a considerar: la posibilidad de un deterioro en la relación comercial entre México y Estados Unidos y la incertidumbre alrededor de la elección presidencial en 2018.