La banca múltiple en México ha recaudado para los damnificados de los sismos casi 500 millones de pesos, entre aportaciones de colaboradores, clientes y donaciones particulares de algunos bancos, informó el presidente de la Asociación de Bancos de México (ABM), Marcos Martínez Gavica.

Enfatizó que la banca mexicana respondió a la altura de las circunstancias que ameritó el desastre al establecer programas diversos para garantizar el curso de las operaciones financieras y otros apoyos emergentes.

El directivo señaló que algunas instituciones financieras se están acercando con el jefe de Gobierno de la Ciudad de México para buscar alternativas que puedan acelerar las labores de reconstrucción, dar otorgamiento expedito para créditos, condiciones atractivas en tasas de interés o de no cobro de comisiones, entre otros apoyos.

Destacó que la banca tiene registrados 10,000 siniestros en créditos hipotecarios por los sismos del pasado mes de septiembre en el país, pero sólo 213 reportan pérdida total, los cuales, de contar con un seguro parcial o total, el banco acreedor hará el cobro efectivo.

En tanto, aquellos casos en los que los inmuebles hipotecados no cuenten con una cobertura, el sector bancario está dispuesto a absorber las pérdidas. “No vamos a pretender que alguien te pague lo que ya no tiene qué pagar, pero sí tenemos que cuidar mucho que no haya abusos”.

Gavica dijo que cada banco habrá de seguir los protocolos para verificar las condiciones de los inmuebles con hipotecas dañados por los sismos, ya que se han presentado algunos casos donde personas buscan aprovecharse de la disposición de los intermediarios bancarios para brindar apoyo.