El saldo de la cartera de crédito a la vivienda por parte de la banca creció en febrero a un ritmo anual de 5.7%, informó el Banco de México (Banxico).

El desempeño fue prácticamente similar al de enero, cuando avanzó a un ritmo anual de 5.6%, ambos observan una desaceleración respecto al cierre de 2016 cuando el repunte fue de 7.2% anual, pero ya no muestra una mayor deterioro.

Al cierre de febrero, el saldo de la cartera fue de 695,900 millones de pesos de acuerdo con las cifras de Banxico.

Durante el primer trimestre del año siempre se presenta la etapa más bajo del ciclo anual en la colocación de crédito hipotecario por parte de la banca. Sin embargo, el repunte en la tasa de interés promedio del costo hipotecario parece que sí moderó la colocación, pero no se prevé una mayor afectación.

Los directivos hipotecarios de las distintas instituciones bancarias prevén que a lo largo del presente año la colocación aumente alrededor de 5% respecto a 2016.