Hoy, para el director general de Fibra Hotel (FIHO), Simón Galante, los factores diferenciadores de la fibra que pueden resultar en el incremento del rendimiento de sus inversionistas son: el potencial de crecimiento, la alta calidad de sus activos, y su saludable balance financiero (los indicadores “clave” de rendimiento se mantienen sólidos).

Galante indicó que podría estar cerca del fin del ciclo de desarrollo, en el cual la compañía considera que fue “la primera en entrar y la primera en salir” y ven en ello una ventaja tomando en cuenta el aumento de los costos de construcción y de financiamiento. Ahora, FIHO se enfocará en los hoteles que se encuentran en etapa de estabilización, y espera beneficiarse de las mejoras en esos proyectos con un esfuerzo relativamente pequeño.

Por otra parte, Galante comentó que las recompras tienen sentido a su actual valuación con descuento; por lo que en su próxima asamblea general de accionistas –a realizarse en abril- propondrá la creación de un fondo de recompra de acciones cuyo monto no excederá del 5% de las acciones en circulación, de acuerdo con las autoridades reguladoras, y cuidando mantener saludable su balance financiero.

En opinión de los analistas de Citibanamex, FIHO ofrece a los inversionistas un portafolio de alta calidad, una oportunidad de crecimiento a largo plazo atractivo y un experimentado equipo directivo. Sin embargo, ve riesgos de ejecución derivados de una concentración de hoteles en etapa de expansión superior al promedio y por el tiempo potencial que tardarían en alcanzar la estabilización. Además, las crecientes tasas de interés podrían afectar la expansión de las utilidades y el crecimiento de los dividendos a partir de 2018.

FIHO adquiere, desarrolla y opera hoteles orientados a viajeros de negocios en los segmentos de servicios limitados, servicios selectos, servicios completos y estancia prolongada. Al cierre de 2016 operaba 10,442 cuartos en 75 hoteles.