Al hacer entregar las obras de restauración de la escultura “Energía”, del arquitecto mexicano Mathias Goeritz, ubicada en la Primera Sección del Bosque de Chapultepec, se destacó la trayectoria del también célebre pintor, escultor y arquitecto alemán nacionalizado mexicano y quien vivió más de la mitad de su vida en nuestro país, ya que sus esculturas tienen la importancia de haberse convertido en parte fundamental del paisaje urbano de nuestra ciudad.

En el evento, el embajador de Alemania en México, Viktor Alexander Elbling, puntualizó que durante los eventos del Año Dual Alemania-México se demostró el interés común entre ambos países y la colaboración que se ha tenido también en temas de arquitectura: "Creo que Mathias Goeritz es uno de esos personajes que juntan a nuestros países. Es una personalidad artística, un pensador, alguien que trajo en buena parte a México el modernismo al trabajar con Luis Barragán".

La restauración de la escultura monumental, creada en 1982, se desarrolla bajo un esquema monolítico, en donde el cuerpo principal es un prisma de sección triangular de 7.85 metros de lado y una altura de 18 metros, fabricado a base de concreto armado. A partir de este cuerpo principal se unen en su parte más alta una serie de seis volúmenes de diversas magnitudes en sentidos y ángulos desiguales.

El desarrollo geométrico contempla, en su mayoría, prismas triangulares que se unen unos con otros por medio de sus aristas, dejando los vértices expuestos para ser apreciados como puntas en voladizo. La escultura fue donada por David Daniel Kabbaz, José Daniel Kabbaz y David Serur Edid.