El proyecto de Casa Vicens, que originalmente se tenía pensado para 2016, comenzará un proceso de renovación para el segundo semestre de 2017, modificándola para el museo que se establecerá en dicha propiedad ubicada en la ciudad de Barcelona y declarada Patrimonio de la Humanidad.

Casa Vicens construida en 1883 como casa de veraneo, fue el primer proyecto del diseñador Antonio Gaudí, por lo que debido a su bagaje histórico no se contempla construcciones adicionales, siendo característico estilo modernista barcelonés; por lo que José Antonio Martínez Lapeña, Elías Torres y David García, arquitectos del proyecto reivindican la esencia, preservando la originalidad del inmueble.

El propósito del museo es mantener un turismo sostenible mediante un plan de impacto social que contempla la conversión de la calle acceso a semipeatonal, así como promover y duplicar el turismo local, el cual se registra en un 10 por ciento.