Sustentabilidad acústica a través de la pasión

 

 

 

 

 

Los productos de electrónica y televisión más sofisticados del mundo se producen desde 1925 en Dinamarca de la mano de Bang & Olufsen, quiénes fabrican una gama exclusiva de televisores, equipos de música, altavoces, teléfonos y productos multimedia que combinan la excelencia tecnológica con atractivos diseños.

Elementos basados en las iniciativas de creadores increíblemente trasformadores. Son personas para las cuales la pasión por la creación es una forma de vida.

 

 

La firma fue fundada en Struer, pequeña ciudad situada en el noroeste de Dinamarca, por dos jóvenes y emprendedores ingenieros, Peter Bang y Svend Olufsen.

En la actualidad, Bang & Olufsen es conocida en el mundo entero por su exclusiva gama de televisores, equipos de música y altavoces de gran calidad; productos que combinan la excelencia tecnológica con un atractivo emocional y diseño. Su objetivo es crear experiencias que rompen barreras y establecer nuevos estándares de calidad.

 

 

 

Además de productos de entretenimiento para el hogar, Bang & Olufsen también aplica sus conocimientos acústicos y competencias en diseño, creando equipos de sonido para el sector automovilístico de alto estándar.

Los productos se prueban exhaustivamente antes de entrar en producción, garantizando la máxima eficiencia y calidad durante su vida útil. La empresa considera que la durabilidad es un activo positivo desde un punto de vista ecológico en todos sus productos. Además, cuenta con especificaciones integrales establecidas durante la fase de desarrollo, a través de Normas de Diseño Ecológico, que incluyen especificaciones legales que cubren áreas para las que aún no existen disposiciones reglamentarias, dando un salto cualitativo.

 

 

 

 

Su intención es conseguir mejoras al incluir aspectos cíclicos vitales para el desarrollo de nuevas tendencias.

Acorde a los temas en sustentabilidad, ICEpower es una tecnología de amplificador digital patentada por Bang & Olufsen, que tiene la virtud de combinar la máxima potencia con un bajo consumo energético y una calidad extraordinaria en el sonido.

En promedio, los amplificadores análogos convencionales transforman únicamente el 35% del efecto de entrada en un efecto de salida. El 65% restante se disipa mediante energía térmica, por lo que los equipan con grandes chapas de refrigeración que extraen el calor y evitan problemas de calidad de emisión acústica.

También ICEpower reduce 10 veces el consumo de energía durante un uso normal en comparación con las tecnologías convencionales. Sus amplificadores generan mucho menos calor, lo que elimina la necesidad de grandes chapas de refrigeración, disminuyendo considerablemente el tamaño y el peso de los altavoces.

Las ventajas medioambientales incluyen consumo reducido en energía y peso. Todo ello permite crear un amplificador compacto con un gran efecto de salida sin grandes pérdidas de calor.

Con la tecnología Bang & Olufsen, el usuario puede controlar televisión y audio propios y de terceros con un intuitivo mando a distancia. Esta experiencia se han ampliado con BeoLink SmartHome, donde una multitud de tecnologías se pueden integrar a través de una conexión segura a distancia, basado en avances que se pueden subir a la nube, permitiendo un control simple e intuitivo en cientos de dispositivos de terceros, además de los sistemas de automatización en el hogar.

 

 

 

 

www.bang-olufsen.com


Texto:Real Estate Market & Lifestyle

Foto: Bang & Olufsen