Perfección acústica como punto de partida

 

 

 

Mark Levinson rompió el código de reproducción de audio puro con componentes estéreo construidos a mano que superaron todas las limitaciones conocidas en la reproducción de sonido.

Desde entonces, ha creado una clase propia lanzando los mejores componentes de audio y video del mundo, por su alta calidad y diseño.

La marca produce amplificadores y procesadores de audio digitales con un chasis anodizado negro; diseño que ha manejado desde su nacimiento.

 

 

 

Para esta firma solo lo mejor es suficientemente bueno, y es por eso que en su selección de proveedores mantiene estándares elevados. Su equipo de ingenieros, con experiencia en el campo de la electrónica digital, mecánica, software, fabricación y diseño industrial, prueba los mejores materiales para determinar su idoneidad y obtener una mejor amortiguación de resonancia y disipación de calor.

Su fundador comenzó a construir y vender componentes de audio en 1972—después de trabajar en varios estudios de grabación y crear el mezclador de sonido para el Woodstock Music Festival según cuenta la leyenda—,  cuando el término “audio de gama alta” empezaba a surgir en el léxico de la industria electrónica.

Mark Levinson es sinónimo de pureza de audio. Se especializa en procesadores digitales acústicos, amplificadores integrados, etapas de potencia, preamplificadores y reproductores de audio digital high-end, todos, con extraordinarios niveles de rendimiento y diseño de gama alta.

 

 

 

En 1980 la firma pasó a manos de Madrigal Laboratories, aunque conservó el nombre del fundador a lo largo de su historia, a la par que se forjaba una excelente reputación en el diseño y venta de componentes de muy alta calidad entre los audiófilos y entre quienes simplemente quieren lo mejor en audio y video para sus hogares.  Actualmente la firma es propiedad de Harman International Industries, firma que posee más de 20 marcas, entre ellas Harman/Kardon, Crown Audio, Infinity, JBL, Lexicon, Revel, Soundcraft y Studer.

El creador comenzó fabricando el LNP-1 y un año después inventó el audio de alta gama con el LNP-2, cuyo sistema es considerado la piedra Ultra High End de la industria de componentes de audio.

En 1974, con el JC-2 creó un flat preamplificador y alcanzó una calidad sonora aún más alta con su ícono, Lowprofile. Es en esta etapa cuando el diseño también se convirtió en un elemento fundamental dela marca.

En 1980 llegó el ML7, preamplificador ampliamente considerado por el mercado audiófilo como el nuevo Mark Levinson estándar de excelencia, que rápidamente estableció un nuevo nivel de excelencia sónica.

 

 

 

Cuando la firma fue adquirida por los laboratorios de audio Madrigal, se reforzó el diseño industrial y de productos de clase mundial.

Se fabricaron algunos de los productos más emblemáticos de la marca, como el Amplificador de Potencia Monaural Nº 20, el Preamplificador Nº 26 y el Nº 30 Procesador de referencia DAC. El revolucionario Nº 26 cambió la forma en que la firma abordó la electrónica diseñando un circuito primario como unidad.

Entre 1991 y 1992, el clásico procesador digital de referencia Mark Levinson Nº 30 fue instantáneamente aclamado como el nuevo referente sónico y un logro que marcó la llegada de la era digital. El Nº 31 logró el sistema de reproducción digital más fino.

Ambos fueron elogiados como hitos en la innovación, el diseño, la ejecución técnica y la calidad del sonido. En esencia, los productos encarnan una búsqueda inquebrantable de la perfección.

El amplificador integrado de gama alta No. 383 fue el primero en encarnar tanto una soberbia ergonomía, así como la calidad de construcción de los productos Fagship con más de una rebanada de sus cualidades musicales. Súper intuitivo e increíblemente directo, no se ha mejorado, y el 585 ha heredado el sistema de bloqueo de lógica de control.

El 585 es tan substancialmente atractivo que es fácil olvidarse de su funcionalidad y perderse en la música. Su sonido es grande, sólido y dimensional, con una presencia, forma, color y dinámica que realmente respiran. Una vez más, la firma ha establecido el punto de referencia de gama alta. Sus productos representan un enfoque superior y elegante de audio para el hogar, que ofrece todas las posibles opciones y la más sencilla integración. Ese es el nivel de excelencia de audio que se ve en todos los componentes Mark Levinson.

 

 

 

 

marklevinson.com 


Texto:Real Estate Market & Lifestyle

Foto: Mark Levinson