La infraestructura en transporte urbano masivo es una necesidad insatisfecha de las grandes ciudades del país, pero también es ya una demanda creciente en ciudades medianas que están en franca expansión.

Nuevas líneas del metro y ampliaciones de éstas, tren interurbano, tren eléctrico y sistema articulado (Bus Rapid Transit, BRT por sus siglas en inglés), incluso un teleférico son los proyectos que encabezan el Programa Nacional de Infraestructura (PNI) 2014-2018 en transporte urbano masivo.

El PNI propuso una  inversión de 28,844 millones de pesos (mdp) en transporte urbano masivo  a través del desarrollo de un proyecto estratégico y seis compromisos de gobierno.

Cifras del Cuarto Informe de Gobierno 2015-2016 revelan que de diciembre de 2012 a agosto de 2016 se destinaron 34,000 mdp, superando las meta original del PNI para el sexenio, por lo que este documento planteó que en colaboración con los gobiernos estatales y el sector privado, la inversión en redes de transporte urbano colectivo llegará a 89,000 mdp en la actual administración federal.

El Gobierno federal expone la necesidad de “mejorar la movilidad de las ciudades mediante sistemas de transporte urbano masivo, congruentes con el desarrollo urbano sustentable, aprovechando las tecnologías para optimizar el desplazamiento de las personas”.

En todos los casos se buscan ofrecer las mejores alternativas bajo un principio de costo-beneficio, pero casi en todas predomina el objetivo de un transporte eficiente y lo menos contaminante posible.

 

 

 

El Sistema de Tren Urbano (siteur) de Guadalajara cuenta con tres líneas. La última medirá 21.4 kilómetros. El Sistema de Tren Urbano (siteur) de Guadalajara cuenta con tres líneas. La última medirá 21.4 kilómetros.

 

EL GOBIERNO FEDERAL PLANTEA LA NECESIDAD DE “MEJORAR LA MOVILIDAD DE LAS CIUDADES MEDIANTE SISTEMAS DE TRANSPORTE URBANO MASIVO”.

 

La disminución de contaminación por transporte es tan importante, que el Partido Verde Ecologista de México (PVEM) presentó a principios de septiembre pasado una iniciativa al Congreso de la Unión para expedir la Ley General de Transporte Sustentable Urbano y Suburbano, que tendrá como objetivo apoyar la inversión en transporte amigable con el medio ambiente en ciudades y áreas metropolitanas.

En el documento expuesto se afirmó que la población debe contar con sistemas de transporte eficientes y una infraestructura urbana acorde a sus necesidades para facilitar su movilidad.

 

Se presentó en septiembre la Ley General de Transporte Sustentable y Urbano. Se presentó en septiembre la Ley General de Transporte Sustentable y Urbano.

 

Asimismo se planteó establecer regulaciones modernas en estas materias y definir el marco de concertación que permita su aplicación a nivel federal, estatal y municipal.

México, en general, ha tenido un proceso de urbanización muy intenso que ha concentrado a un gran porcentaje de la población en las ciudades del país, lo cual ha ejercido una presión constante sobre el tema de la calidad del aire.

La propuesta de Ley considera la creación de un Fondo Nacional de Inversiones para el Transporte Sustentable Urbano y Suburbano, como un fideicomiso operado por el Banco Nacional de Obras y Servicios Públicos, (Banobras), con el objetivo de impulsar inversiones en la materia.

Dicho fondo apoyaría proyectos amigables con el ambiente en los rubros de construcción, ampliación, modificación, mantenimiento mayor y equipamiento de sistemas de transporte masivo urbano y suburbano, renovación del transporte no masivo; así como ciclovías, vías compartidas o exclusivas para motocicletas.

 

El Proyecto del Corredor Cultural Chapultepec fue suspendido en 2015 por consulta vecinal. 
Se pretendía que fuera un catalizador para generar comunidad. El Proyecto del Corredor Cultural Chapultepec fue suspendido en 2015 por consulta vecinal. Se pretendía que fuera un catalizador para generar comunidad.

 

El Proyecto del Corredor Cultural Chapultepec fue suspendido en 2015 por consulta vecinal. 
Se pretendía que fuera un catalizador para generar comunidad. El Proyecto del Corredor Cultural Chapultepec fue suspendido en 2015 por consulta vecinal. Se pretendía que fuera un catalizador para generar comunidad.

 


Texto:Darlene Romero

Foto: CDSC / POSTA