BANCO INMOBILIARIO MEXICANO

La única forma que tienen los pequeños bancos del país de competir con las grandes instituciones es a través de la especialización, no hay otra forma.

Hay 47 bancos en el país, siete manejan entre el 93 y 94% de los activos, captación, capital y las utilidades; los otros 40 nos peleamos el 7% restante del mercado. Para poder vivir debemos especializarnos y luchar en un sector del mercado.

Nosotros hemos escogido el sector inmobiliario, que es lo que conocemos. Justamente hay un grupo de bancos que nos estamos especializando en el sector inmobiliario, pero no en todo el sector, sino en un nicho.

 

Víctor Manuel Requejo 
Director general de Banco Inmobiliario Mexicano Víctor Manuel Requejo Director general de Banco Inmobiliario Mexicano

 

Escogimos la vivienda y somos, en originación de créditos, el quinto banco. El primero en financiamiento a la construcción de vivienda es Santander; le sigue Bancomer; la tercera posición es de Banorte; en cuarto lugar está BanRegio y luego estamos nosotros.

La posibilidad de ampliarnos a otros segmentos inmobiliarios se dará en la medida que podamos ir incrementando más la captación de recursos que estamos haciendo del mismo mercado. Queremos incursionar en otros renglones, pero poco a poco.

 

Difícil competir por tasa

 

Sobre el tema hipotecario, entre otras razones, las tasas de interés en los créditos hipotecarios han venido bajando por la fuerte competencia en la que se metieron los grandes bancos, ellos son los dueños del mercado. Nosotros, los bancos pequeños, no tenemos nada que decir porque no tenemos dinero barato, ellos sí.

 Tienen recursos que les cuesta 2 o 3% y lo están vendiendo a 9% ahora que está barato, o sea le ganan el 300 por ciento. En mi opinión, creo que todavía se puede abaratar un poquito el dinero, aun cuando el Banco de México (Banxico) ha subido 1.25 puntos porcentuales de diciembre para acá la tasa de referencia de corto plazo.

Ésto hará que se frene la disminución en las tasas de los créditos hipotecarios, pero todavía hay margen para que los bancos disminuyan el costo de su oferta.

El problema que yo veo ahí es que están dando créditos a largo plazo con tasas fijas y que tiene su riesgo. Como institución financiera, considero que la base de tu crédito debe ser movible: TIIE más x puntos, no tasa fija, tasa variable. Sin embargo, la competencia es la competencia, nadie quiere dejarse ganar mercado.

Creo que es un error prestar a 20 años con tasa fija, porque el sistema financiero mundial es impredecible, al igual que el local.

Desde el punto de vista del demandante de crédito es distinto. La persona que demanda un crédito a 20 años con tasa fija, que lo tome ya. Ésto es muy bueno para el público, pero malo para la salud de la banca a futuro.

Como recomendación, les sugiero a las personas que tengan confianza en la economía y en el país. Los mexicanos somos más fuertes que cualquier gobierno que haya; vamos a salir de cualquier problema que tengamos, y si tienen oportunidad de tomar dinero para comprar su vivienda en largo plazo a tasa fija que lo hagan. Estarán beneficiando a sus hijos, a su familia.

 

Las condiciones en el mercado inmobiliario son las más propicias de la historia para adquirir una vivienda.

 


Texto:Víctor Manuel Requejo

Foto: Banco Inmobiliario Mexicano