BANORTE

Hoy es el momento menos favorable para hablar de tasas de interés variables para un crédito hipotecario porque, además de la coyuntura, creo que el mercado aún no está preparado.

En la parte hipotecaria, los clientes demandan mucha certeza al momento de pagar su crédito mes con mes, porque es una especie de renta o dinero que tienes siempre preparado, y que de repente te digan que vas a pagar más, te desbalancea porque no lo tienes considerado y afecta las finanzas personales.

Quizá los clientes que hayan tomado su crédito a tasa variable hace algunos años se vieron beneficiados y gozaron de tasas de referencia cada vez más bajas. Hoy esos mismos clientes, dada la facilidad de la portabilidad de su hipoteca, podrían voltear a ver condiciones a tasa fija que hoy son más bajas que la tasa que pudieron obtener anteriormente.

 

Eduardo Reyes MacDonald
Director general adjunto Hipotecario y Automotriz de Banorte. Eduardo Reyes MacDonald Director general adjunto Hipotecario y Automotriz de Banorte.

 

Las condiciones de desarrollo en el mercado hipotecario son muy favorables; sin embargo no es el momento de confiarse en tasas variables.

 

En los créditos a tasa fija, el cliente sabe perfectamente cuanto va a pagar mensualmente durante toda la vida de su crédito sin temas de penalización. Eso abona mucho a la confianza del mercado. Por eso considero que estar tasados en modalidad variable es poco favorable, dadas las condiciones actuales del mercado.

Sin duda puede ser un momento de inflexión importante. Mi recomendación personal es acercarse a Banorte con ofertas de tasa fija.

En la institución estamos muy animados con la marcha del país, creemos que el mercado seguirá creciendo en la mayor parte de los rubros de los negocios que tenemos; en particular al mercado hipotecario lo vemos muy favorable.

Durante 2015 colocamos 22,500 millones de pesos (mdp) y nuestra expectativa para 2016 es andar por niveles de 28,000 mdp de colocación hipotecaria; eso es un nivel muy relevante, comparado con el año pasado que fue bueno.

El mercado que atendemos afortunadamente está protegido por muy buena regulación bancaria; muy sólida; con muy buen requerimiento y criterios prudenciales de toma de riesgos de la banca en su conjunto.

Banorte, en particular, es un claro ejemplo de ello, por eso se destaca como el banco con el menor nivel de cartera vencida en el segmento hipotecario con apenas 1.09% (al mes de mayo), frente a un promedio de mercado de 3.26 por ciento.

 

La portabilidad es una buena opción para mejorar las condiciones de un crédito hipotecario, aprovechando las beneficios que ofrece el mercado hoy en día.

 

Dentro del sector en el que prioritariamente nos movemos, sigue habiendo un dinamismo muy adecuado, con sus marcadas tendencias regionales. Confiamos en que se van a seguir desarrollando muy bien algunos polos en el país y eso nos permite sustentar y tener una expectativa de crecimiento bastante buena. 

Como colocadores de crédito hipotecario nuestro destino más importante es la adquisición de un inmueble: tradicional, por co-financiamiento y con apoyo Infonavit.

Quiero reiterar a los lectores que éste sigue siendo un gran momento para comprar un patrimonio, aún existen buenas oportunidades para adquirir un inmueble y que éste incremente su valor con el devenir de los años, generando esa plusvalía que todos buscamos como inversión.

En este sentido, Banorte está totalmente abierto a atender esa demanda,  poniendo sobre la mesa condiciones muy competitivas,  con un excelente servicio y trato de mexicano a mexicano.

 

Indicadores Banorte:

 Cifras 2015

Créditos otorgados:
13,486

Saldo de la cartera total: 99,5111 mdp

Índice de morosidad: 1.04%

Monto promedio de originación:
 $1,339,295

Plazo promedio del crédito: 19 años

Tasa promedio ponderada por saldo:
9.2%

Cifras a mayo de 2016

Saldo de la cartera total: 104,432 mdp

Índice de morosidad: 1.09%

 


Texto:Eduardo Reyes MacDonald

Foto: Banorte